10 divertidos juegos para estas fiestas

¿La solución perfecta para los días de lluvia, para después de comer o para evitar hablar de política? Los juegos de mesa. Tanto si juegas religiosamente una vez a la semana como si solo te acuerdas de ellos en las fiestas, te proponemos 10 juegos para toda la familia ideales para estas Navidades.

 

Uno para aprender a rimar

 

Obama llama

Repleto de rimas rarísimas y muy divertidas, cada tarjeta te hará actuar, descifrar o describir a famosos en todo tipo de actividades.

 

Uno para los fanes de la música

 

Espontáneo

Imita la escena de competición de la película "Dando la nota" pero en tu salón y sin necesidad de afinar. Si eres de los que se sabe la letra de todas las canciones, este juego te va a encantar. Pondrá a cantar a todos los invitados, sin importar la edad ni la ocasión. Diversión asegurada.

 

Uno para poner a prueba la memoria

 

Cuatro en un sofá

Todo lo que necesitas para este juego es un sofá con espacio para cuatro personas, un papel y un lápiz. Se trata de un juego de memoria estratégico para grupos medianos o grandes. El objetivo del juego es que todos los miembros de tu equipo acaben en el sofá.

 

Divide al grupo en dos equipos. Sienta a cuatro personas en el sofá (dos de cada equipo) y luego haz que el resto se sienten en círculo a su alrededor, con un hueco vacío. Cada persona tiene que escribir su nombre en un papel y ponerlo en un bolso o un sombrero. Cada jugador coge un papel y el nombre que venga en él será su nuevo nombre. La persona a la derecha del hueco vacío dice un nombre del grupo y la persona que ahora tenga ese nombre se coloca en el hueco. Lo que hay que conseguir es recordar el nuevo nombre de cada persona, y no el de verdad, y quitar a los jugadores del equipo opuesto del sofá para llenarlo de miembros de su equipo. El equipo que gana es el primero que consiga que en el sofá solo haya compañeros de su equipo.

 

Puede parecer complicado, pero no lo es. Te dejamos un vídeo en YouTube para que veas cómo se juega.

 

Uno para ver cuánto sabes

 

No estoy diciendo que seas estúpido

Es un trivial diferente: un juego en el que tienes que adivinar las respuestas correctas pero también las incorrectas. Para los fanes de los juegos de preguntas, de las respuestas tontas y de las carcajadas.

 

Uno para romper el hielo

 

El juego del sombrero

Perfecto para que todo el mundo se divierta y solo requiere papel, lápices y un sombrero. Todos los jugadores reciben cinco cuadrados de papel en blanco y un lápiz para escribir el nombre de 10 famosos. El grupo se divide en dos y, jugador a jugador, tienen un minuto para coger un nombre del sombrero. En la primera ronda, el jugador describe al famoso con palabras para su equipo y adivinan quién es. Cada respuesta correcta vale un punto. Cuando se acaben los nombres del sombrero, se vuelven a meter en él y empieza la segunda ronda. Esta vez los jugadores solo pueden describir al famoso con una palabra. En la última ronda tienen que describirlo por señas. Cuando acabe la última ronda, se suman los puntos y el equipo con más puntos gana.

 

Uno para los niños

 

No se aceptan padres

Es como "Cartas contra la humanidad" pero apto para niños. Ideal para todas las edades y niveles de travesura. Las tarjetas están llenas de respuestas aleatorias y divertidas que hacen reír a carcajadas.

 

Uno con una aplicación

 

Psiquiatra

Si has jugado al "Balderdash", ya conoces lo básico de este juego. De los creadores de "Head’s Up", este juego tiene varias categorías para que te inventes significados de palabras extrañas o giros de guion para películas de nicho, con el objetivo de conseguir el máximo número de votos del resto de participantes. Para poner a tu creatividad manos a la obra y además pasártelo genial. ¿Y lo mejor? No tenéis que estar en la misma habitación, así que se puede jugar con amigos o familia en distintos lugares durante las Navidades.

 

Uno con tarjetas

 

Exploding kittens

Tiene un nombre rarísimo, pero es muy fácil de entender y a los niños también les encanta. Cada ronda dura 10-15 minutos, así que es ideal para jugar entre otros juegos o actividades o para los que no tienen paciencia para acabar una partida entera de Monopoly.

 

Uno para toda la familia

 

Herd Mentality

¿Te suena el juego "Pointless"? Pues este es todo lo contrario. El objetivo de este juego es elegir la misma respuesta que el resto de jugadores. Con preguntas del tipo “¿Cuál es el animal más grande con el que te pelearías?” o “¿Preferirías tener brazos de robot o piernas de robot?”. Te anima a pensar, es muy divertido y apto para cualquier edad.

 

Uno para jugar si no estáis juntos

 

El juego de preguntas que puedes hacer tú mismo

Si algo nos enseñó la Navidad pasada es que necesitas tener siempre un plan B. Si no puedes estar físicamente con tu familia y amigos, puedes jugar con ellos telemáticamente para sentirte más cerca. Hazlo personal. Crea preguntas sobre ti y el grupo de personas con el que vas a jugar. Busca entre antiguos estados de Facebook, juega a las adivinanzas con fotos divertidas o envía con antelación un cuestionario e incluye preguntas como “¿Cuántas veces ha dicho X que piensa en comer a lo largo del día?”. Con suerte, estas Navidades no necesitaremos pasarlas en Zoom, pero lo bueno de este juego es que se puede disfrutar tanto en remoto como al lado de tus seres queridos.

Jessy Deans

Jessy Deans

Jessy Deans es copywriter y le encantan las historias que le animan a pensar, los viajes y el chocolate blanco. Acostumbrada al ritmo incesante de la industria de la televisión, ha aprendido la importancia del autocuidado y de la desconexión, y cree que no hay nada mejor que tener "demasiadas" velas. Lleva toda su vida buscando la comida perfecta y cree fielmente que “si no te quieres a ti misma, cómo vas a querer a otra persona” (RuPaul).