Senbazuru: cómo 1000 grullas de origami pueden desplegar tu felicidad

Se dice que doblar 1000 grullas de origami da buena suerte. En la actualidad, esta antigua práctica japonesa se ha extendido en todo el mundo como símbolo de fe, esperanza y paz.

 

De acuerdo con una antigua creencia japonesa, doblar 1000 grullas de papel atrae la buena suerte. Cuenta la leyenda, que una grulla vive 1000 años, de modo que cada una de las grullas de papel representa un año en la vida de esta majestuosa ave. Una vez completadas las 1000 grullas de origami, la grulla sagrada te concederá tus deseos. Senbazuru o las mil grullas de origami colgadas de un hilo suelen ser obra de grupos de personas que unen sus esfuerzos por un bien común o una buena causa o con motivo de ocasiones especiales como una boda. Esto es especialmente común en la comunidad japonesa americana, para quien cada color tiene un significado diferente: el rojo simboliza el amor; el blanco, la pureza; el dorado, la riqueza; el verde, la salud; el amarillo, la creatividad; el azul, la lealtad; y el morado, la espiritualidad.

 

Un acto de fe

La responsable de la popularidad de esta creencia la tiene Sadako Sasaki, a quien la bomba atómica de Hiroshima alcanzó con tan solo dos años. Posteriormente desarrolló leucemia, circunstancia ante la cual, según dice la sabiduría popular, comenzó a crear su senbazuru doblando grullas de papel, primero por su salud, y posteriormente por la paz mundial, una vez supo que no sobreviviría. Dicen que logró doblar 644 y que su familia y compañeros de clase completaron los restantes hasta alcanzar el número mágico: 1000.Otro de los legados de Sadako es el Monumento a la Paz de los Niños en el Parque Memorial de la Paz de Hiroshima, abierto en parte en homenaje a ella. El monumento recibe alrededor de 10 millones de grullas de papel al año, una prueba más de que el mensaje de paz Sadakoha ha calado, y un ejemplo de cómo una sola persona puede cambiar el mundo.

 

DISFRUTA DE UN MOMENTO DE MEDITACIÓN A TRAVÉS DEL ORIGAMI Y DEMUESTRA A ESA PERSONA ESPECIAL LO MUCHO QUE TE IMPORTA

La belleza del origami radica en que no se trata únicamente de una práctica, ya que en última instancia estás creando algo personal que podrás regalar a quien tú desees. Va más allá del regalo físico; durante el proceso de realización ya le estás regalando un pensamiento a ese ser querido.