Yalda: una noche de poesía, comida y sonrisas

Yalda es una alegre tradición persa que celebra el solsticio de invierno a finales de diciembre. Los amigos y familias se reúnen para honrar la poesía y la espiritualidad de este antiguo ritual y, por supuesto también, la exquisita comida. Hablamos con las amigas iraníes Nasim y Elham, quienes nos invitaron a descubrir más sobre lo que Yalda significa para ellas y sus familias.

 

 

Cada año, el 21 de diciembre, los iraníes pasan la noche comiendo, bebiendo y leyendo la inspiradora poesía de Hafez del siglo XIV. En persa, esta celebración se conoce como Shab-e Yalda. Yalda significa “nacimiento” y honra a Mitra, la diosa de la luz. Es una ocasión muy espiritual y celebra la llegada del invierno, la renovación del sol y la victoria de la luz sobre la oscuridad.

 

 

AMIGOS QUE SON COMO FAMILIA

Las amigas Nasim y Elham viven en los Países Bajos con sus maridos e hijos y como están lejos del resto de sus familias que viven en Irán, han creado un sentido de familia entre ellas, e incluso se consideran hermanas.

 

“La vida familiar es muy importante en Irán”, dice Nasim. “Aquí cocinamos entre todos y lo hacemos todo juntos, creando ese sentido de familia”.

 

 

LA CALIDEZ DE LA HERMANDAD

Nasim nació en Alemania mientras sus padres iraníes estudiaban allí, pero regresó a Irán a los tres años. Finalmente regresó a Alemania para estudiar contabilidad, y fue allí donde conoció a su esposo iraní-holandés.

 

Se mudaron a Holanda juntos hace diez años y ahora tienen dos hijos, pero siguen muy conectados con Irán. Mientras tanto, Nasim planea estudiar psicología en la universidad de Amsterdam. Elham nació en Irán y vivió en Australia antes de llegar a los Países Bajos. También madre de dos hijos, Elham es una ingeniera textil- mecánica y está haciendo su máster en educación.

 

Como hermanas, estas amigas se ayudan entre ellas. “Ayudo a Elham y ella me ayuda a mí”, dice Nasim. “Realmente nos inspiramos entre nosotras. Todas nuestras celebraciones, como Yalda y Norooz (Año persa), las pasamos todos juntos en familia. Y además, compartimos el té de la mañana al menos dos veces a la semana”

 

 

UNA FIESTA DE LA ANTIGUA PERSIA

“Yalda significa mucho para nosotros”, dice Elham. “Es una fiesta de la antigua Persia, que viene con un poco de nostalgia pero que nada tiene que ver con la religión. Todo el mundo en Irán celebra Yalda, las familias se reúnen, de abuelas a bisnietos, y celebramos la vida familiar. Como ya no vivimos en Irán, celebramos Yalda con los amigos. Así solo extrañamos a nuestras familias...”

 

“La comida es muy importante para nosotros”, dice Nasim. Nos reunimos para comer y ¡disfrutamos de la comida más deliciosa! Las mejores cocineras son las que se encargan de la comida. En Yalda suelen ser las madres y las abuelas”.

 

EL ARROZ

“Cada familia tiene su propia versión del arroz jeweled o enjoyado”, dice Elham. “Siempre hay nueces, almendras y pistachos. Los ingredientes dependen del origen del cocinero... algunos usan piel de naranja y zereshk (agracejos). Por lo general, lo comemos con pollo ”, sonríe. (Descubre nuestra receta de este delicioso plato persa en la página 19.)

 

 

LA CALIDEZ DEL COMPAÑERISMO

La mesa de Yalda es hermosa, tiene flores, frutos secos y, por supuesto, sandía y granadas. Una vez que todo está listo, las familias se reúnen alrededor de la mesa. “En algunas regiones, hay incluso galletas especiales o dulces como el algodón de azúcar”, explica Elham. “La razón por la que comemos sandía y granada es porque son frutas de verano y muy saludables”. Además, su hermoso color rojo es símbolo de calidez y de ese brillo especial que también tiene la vida. Tenemos que mantener la sandía durante un largo tiempo desde el verano hasta Yalda.

 

“La parte de Yalda que más amo”, dice Nasim, “es cuando todos nos sentamos alrededor de la mesa y comenzamos a recitar la poesía de Hafez, el poeta iraní del siglo XIV. Pides un deseo, abres el libro al azar, y la persona más mayor lee el poema en voz alta. Yalda no es Yalda sin la poesía de la sabiduría y la vida de Hafez.”