9 caminos hacia el bienestar

¿Quieres sentirte mejor y dejar atrás tus antiguos hábitos? No es tan difícil como puede parecer. Hay montones de pequeñas cosas que puedes incorporar en tu vida diaria para sentirte cómodo en tu propia piel y llevar una vida más sana. Prueba con la meditación, empieza a dar más abrazos o muestra gratitud por algo cada día. Empieza hoy mismo y conviértelo en un hábito antes de empezar el nuevo año.

 

1. Un abrazo de 7 segundos

Un abrazo libera oxitocina, también conocida como la hormona del amor, que es responsable de la confianza y las relaciones positivas, y también reduce el estrés y la ansiedad. ¡No cortes el abrazo antes de tiempo! Se necesitan al menos siete segundos para que funcione.

 

2. Soltar

Aprender a desprendernos de nuestras cosas favoritas de vez en cuando puede ensenarnos a apreciar lo que tenemos y darnos una sensación de libertad, especialmente cuando esas cosas se han ido. Por ejemplo, ayunar unos días, dejar el alcohol o el café́ durante un mes o desconectarnos del móvil o el portátil durante algunas horas cada semana.

 

3. Dar es mejor que recibir

Cuanto más das, más tienes. Dar (nuestro tiempo, amistad, dinero, conocimientos, amor, ayuda...) es la mejor manera de mejorar nuestro bienestar. Un corazón generoso es un corazón feliz. Cuando das, inspiras a los demás a hacerlo y es así́ como juntos hacemos un mundo mejor, ¡un gesto amable detrás del otro!

 

4. Adoptar una mascota

Una mascota es una gran compañía, pero ¿sabías que tener animales también es beneficioso para nuestro bienestar físico y mental? Acariciar a tu cachorro o abrazar a tu gatito puede reducir la presión arterial, el riesgo de enfermedad cardíaca y disminuir el cortisol, la hormona del estrés. Disfrutar de las mascotas en nuestro lugar de trabajo es una gran idea, porque calman el estrés y fomentan la productividad.

 

5. Aprender algo nuevo

Aprender una nueva habilidad o algo que te guste puede ser un gran desafío e incluso un poco estresante al principio, pero la sensación de realización que comporta probar algo diferente nos llena de felicidad y bienestar a largo plazo. El éxito y la experiencia no son obligatorios, también es interesante salir de nuestra zona de confort de vez en cuando.

 

6. Vigila lo que comes

Se cree que la presencia de la sustancia química llamada serotonina en nuestro cerebro tienen un fuerte efecto en nuestro estado de ánimo. Una deficiencia de serotonina puede causar depresión, ansiedad e insomnio, entre otros. No obstante, comer los siguientes alimentos ricos en serotonina: plátano, piña, kiwi, ciruela, tomate, espinacas y nueces, tiene un efecto positivo en el cerebro, lo cual puede ayudarte a recuperar tu ritmo.

 

7. Sal a caminar y sal de tu cabeza

¿Te sientes irritable? Hay estudios que demuestran que caminar, además de tener un impacto positivo en la salud, nos anima. Ponerse en movimiento hace que nuestras endorfinas (sustancias químicas responsables de la felicidad) fluyan; aumenta el flujo sanguíneo al cerebro y nos ayuda a enfocarnos, nos da tiempo para pensar y a dar con soluciones más creativas, alejados de las distracciones. Además, reduce el estrés y quema calorías. Así́ que... ¡a caminar!

 

8. Gracias, gracias, gracias

¿Sabías que agradecer tiene beneficios para la salud? Según un estudio de 2011 publicado en Applied Psychology, escribir nuestros agradecimientos puede ayudarnos a dormir mejor. Ser consciente de las cosas buenas de nuestra vida disminuye nuestras preocupaciones y aumenta el positivismo antes de ir a la cama, regalándonos sueños más largos y reparadores... zzz.

 

9. Prueba la meditación

Descubre el precioso poder de la meditación. Sigue las meditaciones guiadas en nuestra App de Rituals e invita la paz interior a tu vida diaria. Puedes decidir cuánto quieres que dure tu práctica: 5, 10, 15 o 20 minutos.