Manicura mindful: cuatro pasos sencillos para unas manos más suaves

Está todo en tus manos: tus experiencias vitales, tu personalidad y cómo interactúas con el resto del mundo. Cuidar de tus manos a diario no solo te aporta una piel suave, sino que también te da la oportunidad de conectar más profundamente con tu ser. Te desvelamos cómo crear tu propia rutina de cuidado para las manos puede beneficiarte por dentro y por fuera.

 

La próxima vez que sientas la necesidad de pedir cita para una manicura, relájate y vuelve a pensarlo. Rituals tiene todo lo que necesitas para mantener tu piel bonita y sana, y verás cómo ocuparte tú misma de tus propias manos es una costumbre con mucho más significado.

 

1. Exfolia la piel muerta

Como el resto del cuerpo, la piel de nuestras manos puede volverse áspera, seca y necesitar una dosis de rejuvenecimiento. Para tener una piel más joven al instante, utiliza un exfoliante de manos que contenga aceites nutritivos para dar vía libre a las células nuevas de la piel. Aplícalo con un masaje sobre la piel con movimientos circulares y, a continuación, acláralo para conseguir una piel más radiante y suave. Disfruta de la agradable sensación y reflexiona sobre la importancia de cuidar de ti misma, algo que no te puede ofrecer un salón profesional.

 

2. Una hidratación de lujo al alcance de tus manos

Una vez eliminadas las células muertas de la piel, es hora de nutrir las células nuevas de la piel y sellar la hidratación. A pesar de que puedes sentirte tentada de utilizar tu crema corporal normal, es mejor elegir un bálsamo diseñado específicamente para tus manos. Al fin y al cabo, están expuestas a la intemperie y las utilizas más a menudo que el resto del cuerpo. Si pasas mucho tiempo al aire libre, utilizar un bálsamo de manos con SPF es siempre una buena idea. 

 

3. Una lima con estilo

Puede que un experto en manicura profesional lo haga más rápido, pero limarte tú misma las uñas puede ser un momento de meditación. Invierte en una lima de uñas de calidad para suavizar los bordes rugosos y dar forma a las uñas como más te gusten. A continuación, utiliza una pulidora de uñas para conseguir un brillo bonito y sano. Cuando admires tu obra a lo largo del día, recordarás que el cuidado personal nunca había tenido mejor aspecto.

  

4. Muestra tu verdadero yo

El esmalte de uñas es una forma de expresión fantástica. Tanto si lo combinas con tu barra de labios, tu outfit o incluso la temporada, Rituals cuenta con una amplia variedad de tonalidades para que tus manos atraigan todas las miradas. Para garantizar un efecto de larga duración, aplica una capa base antes del esmalte y termina añadiendo una capa de protector de color. El último paso de tu rutina de cuidado de las manos añade un toque de color a tu vida.

 

El cuidado de las manos adecuado es fundamental y te ofrece una oportunidad única de añadir momentos con significado a tu rutina diaria. Anula tu cita en el salón de belleza y que no se te escape de las manos esta oportunidad.