5 formas de mejorar tu estado de ánimo según una sanadora de energía

Según Millana Snow, sanadora de energía y experta en respiración de Los Ángeles, la energía y la atención son nuestros mayores activos, por lo que debemos tener cuidado de qué uso les damos. Millana cree que todos tenemos el poder de revitalizarnos con la energía, así que hablamos con la fundadora de @wellnessofficial sobre las formas más rápidas y fáciles para sentirnos mejor en los días difíciles. A continuación, comparte con nosotros cinco consejos para mantener buenos niveles de energía y atención, centrados en lo que más importa.

 

A bailar

“Bailar tiene la capacidad de liberarnos, si realmente se lo permitimos”, dice Millana. “¿Liberarnos de qué? Si bailas de verdad, como si nadie te viera, dejarás de lado el estrés, la ansiedad, la preocupación y el miedo, y lograrás estar presente en un momento en el que todo está bien”.

 

El poder de tu imaginación sobre el papel

Escribir situaciones imaginadas es una forma de llevar un diario que se ha vuelto muy popular en el último año. Todo lo que necesitas hacer es sentarte con tu diario, un bolígrafo o lápiz y escribir una entrada como si estuvieras experimentando todas las cosas maravillosas que quieres conseguir. En lugar de escribir “Espero poder conseguir la casa que quiero pronto”, escribirías “Estoy muy agradecida por vivir en la casa de mis sueños”. Cuantos más detalles incluyas, mejor, porque te ayuda a explorar lo que deseas y a abrirte a la posibilidad de conseguirlo.

 

Meditar para alcanzar la paz interior

Seguro que ya habías oído que la meditación es la clave para lograr una vida más tranquila. Incluso solo cinco minutos al día pueden tener un impacto enorme en tu vida, aumentando tu energía y mejorando tu estado mental. En la sesión diaria ofrezco algunas maneras de meditar todos los días a través de la de atención y el cuidado personal.

 

Elige una perspectiva diferente

Esta opción puede resultar rara, pero los yoguis llevan mucho tiempo diciendo que ponerse del revés cambiará tu perspectiva, literal y figurativamente. Hacer el pino o acostarse en la cama y dejar que el cuerpo cuelgue desde el borde, boca abajo, te ayudará a reorientar la forma en que miras lo que te rodea y te ayudará a actualizar tus patrones diarios. He descubierto que, si hago esto con una intención concreta, la de cambiar mi perspectiva o cambiar mi energía, ayuda mucho. Es raro y divertido a la vez.

 

Descubre lo liberador que resulta gritar

Por último, grita. No os imagináis cuántos de mis clientes llegan con ira reprimida y no saben que, si solo gritaran y se liberaran, acabarían con la mitad de su ansiedad y frustración. Es importante sentir las emociones y ayudar a que estas se muevan a través y fuera de nosotros, sin aferrarnos a ellas. Especialmente cuando estas emociones están destinadas a ser transitorias y nos informan de nuestra relación con nosotros mismos, nuestras acciones y pensamientos, las personas y el mundo que nos rodea.

 

Tanto si te “sientes” enfadada como si no (y la mayoría de las personas no sienten su enfado, por cierto), te recomiendo gritar contra una almohada como cuando éramos niños. Si le sumas unas patadas y golpes, obtendrás una experiencia catártica para lograr una liberación que ni siquiera sabías que necesitabas.

 

Para más ejercicios de liberación, y para lograr más alegría, paz y sanación, únete a The Daily Practice, de Millana Snow, una sesión diaria de atención y autocuidado de 15 minutos o menos.