Lo que haces por el planeta cuando compras recargas

El Día de la Tierra anunciamos algo importante. Por cada recarga vendida a lo largo del año, plantaremos, protegeremos o recuperaremos un árbol. Para ello, estamos colaborando con dos socios increíbles y apoyando proyectos en la India y Kenia con el objetivo de cuidar de 5 millones de árboles antes de que acabe 2022. Si ya has comprado una de nuestras recargas en lo que va de año, te contamos cómo has ayudado a mejorar el bienestar tanto del planeta como de las comunidades locales de esas zonas.    

 

La India

En colaboración con EARTHDAY.ORG’s™ The Canopy Project, la recarga que has comprado está ayudando a recuperar el Sundarbans, Patrimonio de la Humanidad según la ONU y la región deltaica más grande del mundo. Desgraciadamente, esta zona ha sido víctima del cambio climático y ha sufrido la destrucción de sus manglares. Para ayudar a rehabilitarla, este proyecto se centra en plantar, proteger y recuperar los manglares, que ofrecen hábitats ricos de nutrientes y una protección clave. ¿Por qué es importante? Hemos hablado con la directora regional del proyecto, Karuna Singh, para hacernos una idea de cómo funciona y del impacto que está teniendo, no solo sobre el terreno y los bosques, sino también sobre la comunidad local.

 

Rituals: ¿Por qué es tan especial la zona de Sundarbans y por qué se ha elegido para este proyecto? 

Karuna: Sabemos que se trata de uno de los ecosistemas más ricos del mundo pero actualmente toda esa riqueza natural está en peligro. Tiene que hacer frente a continuas inundaciones y tormentas ciclónicas, que han despejado los bosques y lo han expuesto al viento. Ahora, el agua salobre llega más tierra adentro. La recuperación de los ecosistemas de los manglares puede fomentar la resistencia al clima de la comunidad, ayudar a conservar la biodiversidad y a absorber los gases invernadero. Dado que la zona está llena de marismas, muchas tierras se perderán a menos que hagamos algo para evitarlo. 

 

Rituals: ¿Cómo de importantes son los manglares en esta zona?  

Karuna: Para los lugareños, los manglares son la salvación. Actúan como escudos biológicos y, cuanto más espesa es la cubierta de manglares, menos vientos con una intensidad desastrosa podrán atravesarlos. De manera igualmente importante, los manglares forman diques naturales que repelen las marejadas y fortalecen los terraplenes vulnerables, para que no sean arrastrados y ofrezcan un lugar seguro para varias especies marinas y costeras.  

 

Rituals: ¿De qué manera ayuda el proyecto a la comunidad?  

Karuna: Los lugareños se encargan de todo: desde la recolección de semillas y la creación de viveros hasta plantar y proteger los manglares. Es una manera de mejorar la economía local. Con embarcaderos más seguros y la posibilidad de reducir los efectos de los ciclones, las comunidades ahorrarán en la reconstrucción necesaria después de los desastres. Los lugareños que participen recibirán formación en estas habilidades y podrán seguir plantando más allá de la duración de este proyecto. El turismo también supondrá más ingresos para la comunidad.

Rituals: ¿Qué impacto tendrá este proyecto en 5 o 10 años? 

Karuna: Los manglares captan cuatro veces más carbono que otros árboles, por lo que, a largo plazo, los 2 millones de manglares que estamos plantando, protegiendo o recuperando formarán un sumidero de carbono sostenible. Sundarbans alberga 4,5 millones de personas y la ciudad circundante de Kolkata alberga 30 millones. Este proyecto dará trabajo a cientos de personas para que tanto ellas como sus familias tengan un estímulo económico inmediato. Durante los próximos cinco años o más, las plantaciones de este proyecto mejorarán significativamente la resistencia de esta zona a los eventos climáticos. 

 

Rituals: ¿Cómo es el día a día de los que trabajan en este proyecto?  

Karuna: Babu (el director del vivero) y su compañero Mithun se encargan de comprobar el estado del vivero. Babu ha instalado un sistema de CCTV en el vivero y lo revisa a primera hora de la mañana. Observa la marea en las imágenes en directo y luego decide ir al vivero si la marea está baja. Mira las imágenes grabadas para determinar cuánto tiempo ha pasado desde la transición de la marea de alta a baja. Así, tiene una idea de cuánto tiempo podrá trabajar. Llama a su compañero Yakub Kaka (“kaka” se traduce como un “señor” o “tío” de manera informal) que se encarga de organizar el trabajo.  

 

Mithun registra las actividades del vivero, como el número de parterres que se han completado y el número de propágulos (semillas germinadas) que se han plantado. Babu y Mithun discuten con Animesh (nuestro contable sobre el terreno y el jefe de adquisiciones de semillas) qué semillas se necesitan y en qué cantidades. Animesh organiza las semillas de varias islas y recolecta los propágulos con Mithun.  

 

Manir (nuestro mánager) visita a los jefes de aldea y hace las gestiones necesarias para que los trabajadores preparen la tierra para la siembra. Los aldeanos ya conocen los innumerables beneficios de los manglares pero, gracias a su máster en Botánica, Manir comparte con ellos sus conocimientos sobre esta especie. Junto con su compañero Siddharth, Manir mapea los lugares de siembra y analiza las zonas donde se necesita preparar de la tierra y otras medidas de protección que deben tomarse. 

 

Animesh recopila todos los datos sobre los gastos y otros requisitos del vivero. Siddharth realiza un seguimiento de todo el progreso con inspecciones, visitas de campo sorpresa y comunicación constante con el resto del personal. Crea un horario semanal con la ayuda de su compañero Anilji y el calendario lunar. Una vez fijado el cronograma, se revisan todas las actividades pendientes y se establecen los plazos. 

 

Kenia

En colaboración con ClimatePartnerlas recargas que compras también ayudan a recuperar los manglares de Tudor Creek, otra zona que necesita grandes esfuerzos de conservación. Te damos 5 motivos por los que elegimos esta zona y cómo este proyecto ayudará a protegerla.

 

1. Corre el riesgo de inundarse a causa de la subida del nivel del mar 

Tudor Creek es un ecosistema periurbano amenazado tanto por el cambio climático como por el crecimiento de la ciudad de Mombasa. Con una población de 10 millones de personas, la ciudad de Mombasa corre el riesgo de quedar sumergida por el agua si el nivel del mar aumenta solo un 2 %.  

 

2. Hace años era un próspero bosque de manglares 

Esta zona estuvo cubierta por 1641 hectáreas de manglares, con una gran variedad de especies de plantas y animales. Sin embargo, después de El Niño  de 1997 y a causa de las continuas actividades antropogénicas (como la contaminación provocada por el hombre), los manglares se han agotado y la biodiversidad se ha visto afectada. 

 

3. Los manglares son buenos para la biodiversidad de la zona 

El ecosistema de los manglares sustenta poblaciones de insectos, crustáceos y peces, además del crecimiento de árboles terrestres, flora y fauna. Con continuos esfuerzos de restauración, estamos viendo un lento aumento de las poblaciones de peces y cangrejos. 

 

4. El aumento de las poblaciones de peces mejora la subsistencia local 

Además de limitar los efectos del calentamiento global, el aumento de la población de peces ofrece medios de vida sostenibles para las comunidades. El proyecto también ayuda a educar a los lugareños sobre la conservación del medioambiente. Además, la recuperación corre a cargo principalmente de mujeres que se ganan la vida en viveros y la venta de plántulas.  

 

¿Quieres colaborar con estos proyectos? Por cada recarga vendida, seguiremos plantando, protegiendo o recuperando un árbol. Para ayudarte, hemos creado una práctica guía sobre las recargas donde encontrarás toda la gama de productos con recargas. No te pierdas las novedades sobre estos proyectos y el progreso de nuestra misión para cuidar de 5 millones de árboles.