Rutinas forjadas de pasión: la autoexpresión a través del arte

Dos artistas con un estilo completamente distinto y un arte completamente diferente comparten la historia que se esconde tras su obra. Las inmensas obras de arte de Zaria Forman capturan de forma impactante la devastación del deshielo y el aumento del nivel marino. Jason Seife, en cambio, crea pinturas decorativas intrincadas que representan alfombras persas minuciosas, utilizando simplemente un pequeño pincel, pintura acrílica y tinta. Lo que les une es una gran pasión por su trabajo.

 

 

“Cuando se encuentra la pasión, comienza la diversión”, dice la artista Zaria Forman de 31 años sobre la inmensidad y capacidad reivindicativa de su arte. Vive y trabaja en Brooklyn, Nueva York siente una pasión ferviente por la urgencia de actuar frente al cambio climático. Zaria recoge imágenes e inspiración para sus obras de arte en sus viajes por lugares remotos del mundo. “Si tu arte está alineado con tus pasiones e ideales, se verá́ reflejado en el trabajo que creas, y la gente lo percibirá́ , afirma.

 

La pasión de Zaria por viajar se forjó de pequeña, cuando acompañaba a su madre, una excelente fotógrafa de paisajes, a lugares recónditos de los EE. UU. y el Ártico. Toda esta experiencia la transformó en una artista y, después de estudiar, empezó́ a crear sus propias obras de arte en 2006. Con el cambio climático como su fuerza impulsora, viajó a Groenlandia para capturar la devastación del deshielo.

 

 

Encontrar la belleza

Tristemente, su madre falleció́ de cáncer en 2011, haciendo que el trabajo de Zaria sea aún más personal y sincero. Tuvo la oportunidad de volar con la NASA en varias misiones de la Operación IceBridge sobre la Antártida, Groenlandia y el Ártico de Canadá́, e incluso dio una charla TED sobre su trabajo. También fue artista residente en el National Geographic Explorer durante dos meses en 2016.

 

“Elijo transmitir la belleza, en lugar de la devastación, de estos lugares amenazados. Quiero que la gente se enamore de estos paisajes como yo”. Como utiliza pasteles y sus dedos para crear su arte, las pinturas de Zaria son hiperrealistas y abrumadoramente inmensas.

 

“La mayoría de la gente no puede viajar a estos lugares tan remotos. Si mi trabajo crea una conexión emocional, con suerte se sentirán inspirados para tomar manos en el asunto, hacer algún cambio, aunque sea pequeño, para ayudar a preservar el medioambiente. Mi misión es transmitir la urgencia del cambio climático a través del arte. Amo estos paisajes con todo mi corazón”.

 

 

El artista de 29 años Jason Seife vive en Miami y crea complejas pinturas decorativas que ilustran alfombras persas minuciosas, solo con un pequeño pincel, pintura acrílica y tinta.

 

El arte de tejer alfombras en Irán se originó́ hace más de 2500 años. Las alfombras y moquetas persas tejidas a mano fueron, y siguen siendo, consideradas objetos de alto valor artístico, funcional y de prestigio. Inspirado por esa magnifica tradición, el artista Jason Seife les ha dado un nuevo giro.

 

“Para mí, es muy importante entender primero las raíces de la forma de arte y rendirle homenaje”, dice, “y luego crear nuevos caminos y dimensiones para plasmarlo”. Jason ha viajado por todo Oriente Medio, visitando talleres y tejedores de alfombras, y cada vez que volvía a su casa en Miami no podía dejar de pensar en el valioso patrimonio de esas formidables tradiciones del tejido.

 

 

Expresarse a través del arte

“Los materiales, colores y diseños de las alfombras tradicionales son como jeroglíficos”, explica Jason. “Puedes deducir donde y cuando se hizo la alfombra teniendo en cuenta estas características. Por eso, en cada trabajo, trato de adaptarlo a cada uno de mis pensamientos y sentimientos, creando una paleta de colores y diseños que se relacionan con lo que siento mientras estoy creando la obra de arte. Cuando termino una pieza, puedo ver un lenguaje oculto que refleja mis emociones a través de su creación.”

 

 

Sus comienzos

Jason es hijo de padres inmigrantes con una mezcla de raíces hispanas y de Oriente Medio. “Estaba rodeado de estas alfombras cuando era niño”, dice. Le conectan con sus raíces, uniendo su pasado y su presente de manera literal y emocional.

 

 

Enfoque extremo

La pasión es la fuerza para empezar un trabajo y el esfuerzo, la virtud para terminarlo. La cantidad de detalles y la lentitud que requiere exige mucha concentración.

 

“Trabajo simultáneamente en distintas pinturas, así́ no me canso pintando lo mismo durante semanas enteras. Esto me mantiene concentrado y me ayuda a tener siempre nuevas perspectivas. Normalmente trabajo en tres cuadros a la vez”.

 

Las otras pasiones de Jason son la música y viajar. Es reconocido por diseñar obras de arte para artistas de hip- hop. Ha diseñado el famoso logotipo de león de Big Sean, ha colaborado con Nike, ha pintado el fondo de los videoclips de Nicki Minaj y ha creado ilustraciones para Pharrell Williams y Mac Miller. No podemos esperar más a ver cuál será́ su siguiente obra...

 

El trabajo de un artista refleja su propio estado emocional a través de colores y patrones. “Intento adaptar las antiguas prácticas a mis propias experiencias mientras pinto”, afirma el artista.