El Año Nuevo chino: todos los detalles sobre esta bonita tradición

¡Feliz Año Nuevo! El Año Nuevo chino, también conocido como la celebración de la primavera, cae en una fecha diferente cada año. Las celebraciones duran 15 días hasta que vuelve a haber luna nueva, y su llegada se celebra con el Festival de los Faroles. El Año Nuevo chino comprende muchísimas tradiciones, incluida la limpieza doméstica, una cena con la familia, hacer regalos con sobres rojos, fuegos artificiales y gente que baila disfrazada de dragones y leones.

 

Mientras que el mundo occidental celebra el Año Nuevo en un solo día, el Año Nuevo chino dura dos semanas. Es conocido como el festival de la primavera, lo cual es un poco extraño, ya que se celebra en invierno. No obstante, es una fiesta que anticipa la primavera. Se celebra el primer día del primer mes del calendario chino, que es también el día en que aparece la segunda luna nueva después del solsticio de invierno.

 

El Año Nuevo chino está repleto de tradiciones y rituales especiales. Empieza incluso un mes antes del Año Nuevo, con el Festival de Laba. Es cuando tienen lugar las ceremonias conmemorativas de los antepasados y se come un potaje especial llamado Laba, preparado con al menos siete cereales distintos. Existen muchas historias acerca de este potaje, pero es fundamentalmente un símbolo de gratitud y de no dar las cosas por sentado.

 

El Pequeño Año Nuevo

Unos días antes del Año Nuevo auténtico, se celebra el Pequeño Año Nuevo. Una vez más, se rememora a la gente y se rezan oraciones, pero la actividad más importante es la limpieza a fondo de la casa para ahuyentar a los malos espíritus. Además, se pagan las deudas y se compra ropa nueva. Todos estos son preparativos para el Año Nuevo real.

 

La víspera de Año Nuevo

Como en occidente, la víspera de Año Nuevo es una de las noches más importantes del año. En esta noche, los amigos y la familia se reúnen para una gran cena con los platos preferidos de todos. Los niños reciben dinero en sobres rojos, también conocidos como Hong Bao, y todo el mundo permanece despierto hasta tarde para dar la bienvenida al nuevo año.

 

Decoraciones de color rojo

El rojo es el color de esta festividad, porque, en China, el rojo es un color que trae buena suerte y protege de los malos espíritus. Las casas, las calles y las oficinas se decoran de color rojo, y se cuelgan farolillos rojos por las calles. La gente se intercambia regalos envueltos en papel rojo y lanzan fuegos artificiales, también envueltos en papel rojo.

 

El año del cerdo

Probablemente verás montones de imágenes de cerditos en las decoraciones de este año, porque el 2019 es el año del cerdo. Según el horóscopo chino, cada año se corresponde con un animal y este año es el turno del último de los animales del zodíaco chino: el cerdo. El cerdo está asociado con la fuerza, la fertilidad y la prosperidad.

 

Leones y dragones danzantes

El Año Nuevo chino siempre se celebra con personas que bailan disfrazadas de leones y dragones. Según narra la antigua leyenda, se creía que existía un animal depredador que se comía a las personas y podía irrumpir en sus casas. Este depredador se llamaba Nian y el pueblo chino creía que era posible ahuyentarlo con ruidos fuertes y el color rojo, motivo por el cual hasta el día de hoy se lanzan fuegos artificiales de color rojo. El baile de los leones y dragones forma parte de esta tradición para ayudar a ahuyentar a los malos espíritus.