Una alternativa a los propósitos de Año Nuevo: descubre el ritual del Sankalpa

Intención interior en vez de propósito exterior. Esta es una forma sencilla de explicar el significado de Sankalpa. Sankalpa, en pocas palabras, es una intención formada por el corazón y la mente, un juramento solemne o una promesa interior profunda a uno mismo.

 

Empezar por “lo suficientemente”

Un problema común con la costumbre de crear propósitos de Año Nuevo es la típica “lista” de aspiraciones exteriores. Algunas que realmente deseamos y otras que “creemos” que deseamos, debido a la presión del exterior que cierne sobre nosotros.

 

Muchos de nuestros propósitos se basan en la sensación de no ser lo suficientemente buenos, guapos, ricos o sanos. Pensamos en lo que nos falta (y, a menudo, sentimos emociones de remordimiento o culpa, o incluso vergüenza) y nos proponemos ser distintos, mejores. Pero eso puede convertirse en un problema, según Brené Brown, profesora de investigación y escritora que ha dedicado los últimos 12 años a estudiar la vulnerabilidad, el coraje, la valía y la vergüenza. En una entrevista, afirmó:

 

“Cuando nos mueve el miedo de lo que la gente piensa o ese gremlin que constantemente nos susurra a la oreja ‘No eres lo suficientemente bueno’, cuesta revelarse. Acabemos metiendo prisa a nuestra valía en lugar de permanecer en ella”.

 

Si no vamos con cuidado, nuestros propósitos pueden reflejar esa “premura por nuestra valía” de la que nos habla Brené.

 

Pero en el ritual del Sankalpa — formar intenciones desde el interior — comenzamos con la aceptación profunda y sincera de que somos lo suficientemente buenos, tal y como somos. Obviamente, todos tenemos en nuestro interior áreas en las que queremos mejorar o crecer, pero conscientemente (y con delicadeza) nos dejamos llevar por la toxicidad de la vergüenza y la falta de valía antes de determinar nuestros propósitos. Permanecemos en nuestra valía. Y, a partir de ahí, empezamos a ver y sentir las cosas de forma distinta. Incluso aspiramos a cosas distintas. 

 

Continuar con la reflexión

Es algo difícil de admitir, pero en nuestras ajetreadas vidas, a menudo perdemos el contacto con la parte de nosotros que reflexiona. Me temo que vivimos en una cultura en que muchos de nosotros tienen el corazón lleno de carpetas sin abrir, donde hemos almacenado recuerdos y experiencias que mirar en “otro momento” y seguimos adelante… y ese “otro momento” llega y se va. Y se han creado todavía más carpetas. Hay un patrón de acumulación interior.

 

Cuando estamos llenos de material interior sin procesar, resulta complicado tener claro lo que nuestro corazón realmente quiere. Nuestra verdadera voz está enterrada bajo nuestras listas de tareas y expectativas. Nos cuesta distinguir nuestra propia voz y nuestros propios deseos de las voces y los deseos de los que nos rodean.

 

El Sankalpa nos pide que esculpamos momentos significativos de reflexión interior antes de formar una intención de hacia dónde queremos ir. A menudo, lo que hemos vivido (y el efecto que ha tenido en nosotros) nos aporta grandes conocimientos sobre cómo tenemos que seguir adelante. ¿Qué ha salido bien? ¿Qué ha salido mal? ¿Qué nos ha mantenido realmente vivos? ¿Qué nos ha hecho sentirnos pequeños? Todas ellas son preguntas importantes sobre las que debemos reflexionar para poder saber realmente cuál queremos que sea nuestro siguiente paso o lo que realmente deseamos.

 

Acabar con una claridad simple y segura

Según la doctrina del yoga, con el Sankalpa, el cuerpo y la mente se cargan de ondas especiales que nos convierten en personas seguras de sí mismas, decididas y motivadas. Creo que esto es debido al hecho que el Sankalpa surge de nuestra sabia y profunda voz interior, nuestra propia convicción interior.

 

Cuando encontramos esta voz, es resonante y clara. Nos volvemos seguros, magnéticos y estamos enormemente inspirados.

 

En el libro Viaje sagrado: vivir con propósito y morir sin miedo, el reconocido yogui y profesor Swami Rama escribe acerca del Sankalpa:

 

“Se considera que tiene un carácter creativo y que es superior al pensamiento común porque activa el cuerpo; te hace llevar a cabo una acción predeterminada para alcanzar un objetivo fijado previamente. Significa: seré decidido. Seré sincero. Mi crecimiento es algo seguro. Sé que cometeré errores, pero aprenderé de ellos y continuaré”.

 

¿No escuchas en estas palabras la claridad y la convicción del interior más profundo? Por algún motivo, me gusta especialmente la línea: “Mi crecimiento es algo seguro”. Solo el Sankalpa es capaz de ofrecernos esto. Es sencillo, claro e increíblemente seguro.

 

A menudo, para discernir la sencillez y la claridad, tienes que trabajar con imágenes en vez de palabras.

 

El año pasado organicé un seminario sobre el Sankalpa. Empezamos con una meditación sobre nuestro propio sentido de la valía, que invoca un profundo sentimiento interior de sentirse suficiente. A continuación, hicimos un ritual de sacrificio escribiendo nuestro “desorden interior” en un trozo de papel (lo que sentimos que bloquea nuestra voz interior) y lo quemamos. Y terminamos creando un “soul-board” o un tablón del alma. Tomando imágenes y palabras que hablaban directamente a nuestro corazón y uniéndolas. Pedí a cada uno de los presentes que extrajeran una frase a partir de las imágenes, una frase que de alguna forma captara el llamamiento profundo o el anhelo de su corazón (de esa época en concreto). Las afirmaciones que surgieron fueron dispares. Algunas totalmente transparentes. Otras poéticas. Pero todas profundamente resonantes. Y gloriosamente conmovedoras.

 

El ritual del Sankalpa esconde algo muy real. Y cuando algo es real, rebosa energía y potencial. Lo he convertido en mi nuevo hábito para cada año y espero que te sientas inspirado, ¿me acompañas? Tal vez vale la pena intentarlo. 

 

            Déjate llevar.

 

            Date permiso para ser imperfecto.

 

            No busques lo que otros buscan,

            (a menos que te salga de dentro).

 

            Olvídate de todo lo que te han dicho

            sobre no ser suficiente.

 

            Tu realidad es maravillosa.

 

            Y ya no necesitas obsesionarte más

            sobre encontrar tu camino.

 

            Comienza por algo sencillo.

 

            Ata un hilo

            de tu corazón a tus pies.

            Y camina solo en la dirección

            que realmente te interese.

 

            - Deborah Anne Quibell

 

 

Deborah Quibell

Escritora profesional, sanadora y profesora, Deborah Anne Quibell defiende apasionadamente el poder de la respiración, respaldada por los resultados de investigaciones académicas en los campos del yoga y la espiritualidad. Instructora experimentada del d Institute for Inner Studies, tiene un doctorado en psicología profunda y enseña curación pránica, además de yoga y meditación tanto en estudios, como empresas y medios on line.