Siete hobbies como alternativa a la meditación clásica

¿Estás buscando formas de calmar mente, cuerpo y alma, pero la meditación no acaba de convencerte? No te preocupes, tenemos buenas noticias. Sentarse a meditar y observar tus pensamientos no es la única forma de encontrar más equilibrio para tu día a día. Algunos hobbies son una opción divertida para pasar el rato y además tienen un efecto mindful.

 

Al hacer algo creativo, el cerebro se concentra y la mente se calma. No tendrás tiempo para pensar en otra cosa que no sea lo que tienes delante. De esta manera, puedes relajarte y estar completamente presente en el aquí y ahora. Igual que cuando meditas. Varias investigaciones muestran incluso que realizar un pasatiempo de manera regular puede ofrecerte una mejor salud física, mejor calidad del sueño, niveles más bajos de estrés y lo más importante: más felicidad.

 

¿Quieres encontrar tu próximo hobby? A continuación te damos siete opciones que puedes probar si necesitas equilibrar cuerpo, mente y alma.

 

1. Cerámica

La sensación de la arcilla tibia en las manos, el aroma de la tierra y el giro rítmico de la rueda. Durante una sesión de cerámica, todas tus preocupaciones desaparecen, porque el cerebro no puede concentrarse en otra cosa que no sea lo que tienes delante. La sensación de crear algo de lo que enorgullecerse también fomenta la felicidad.

 

2. Natación

La natación se basa en la atención. En cuanto entres en el agua, intenta concentrarte en el aquí y ahora. Nota el agua en la piel, el sol en el rostro o cómo el cuerpo se desliza por el agua. ¿Qué hueles? ¿Qué sientes? El tiempo se pasará volando. Y eso es exactamente lo que buscamos: vivir el momento, sentirnos ingrávidos, libres y concentrarnos en el aquí y ahora.

 

3. Colorear

Colorear es una manera perfecta de reducir la ansiedad y calmar la mente ocupada o inquieta. Además, lo puedes hacer casi en cualquier sitio. En casa, en el bus… Solo necesitas una libreta y unos lápices. Colorear de manera consciente nos obliga a centrarnos en aplicar color al dibujo del papel. Acerca nuestra conciencia al momento presente, de manera similar a la meditación, y apartamos cualquier pensamiento sobre el mañana o el ayer.

 

 

4. Hacer punto

La naturaleza rítmica y repetitiva de hacer punto tiene un efecto calmante y reconfortante tanto en el cuerpo como en la mente. Un estudio ha demostrado que hacer punto, coser y hacer ganchillo tienen mucho en común con el mindfulness y la meditación. Está demostrado que las personas que hacen punto con frecuencia estaban más tranquilas, más felices, menos tristes, menos ansiosas y más seguras. Y además, conseguirás una preciosa bufanda.

 

 

5. Jardinería

Perfecto si te encanta estar al aire libre y si no tienes miedo de ensuciarte las manos. Además, todo el mundo puede hacerlo. ¿Pensar en cuidar de un jardín grande te provoca ansiedad? Empieza por unas hierbas para la ventana de la cocina. Es una excelente manera de concentrarse en cuidarse y al mismo tiempo cuidar de otra cosa, y ver crecer una planta día tras día es maravilloso.

 

6. Caminar

La forma ideal de meditación si no te gusta estar sin hacer nada: meditar caminando. Al caminar, tu cuerpo y tu mente se sincronizan. Caminar puede ser un acto meditativo en sí mismo, especialmente si te concentras en lo que te rodea (los árboles, las nubes, los transeúntes), pero, si le añades la atención plena, un simple paseo se convierte en un ejercicio muy poderoso para el cuerpo, la mente y el alma. Prueba esta meditación para caminar y disfruta de cada respiración y de cada paso.

 

7. Puzles

Y por último, los puzles. Varios estudios han demostrado que hacer puzles requiere concentración y mejora la memoria a corto plazo y la resolución de problemas. Por lo tanto, también es una excelente manera de relajarse y desconectar el cerebro después de un día de aquí para allá. Ahora hay incluso audios tranquilos para acompañarte mientras completas tu puzle, para relajarte a un nivel completamente nuevo. Prueba nuestra playlist de meditación en Spotify mientras buscas entre las piezas.