Cómo lograr una piel radiante este verano

Durante los meses de verano, cuando luce el sol, a menudo nos sentimos más relajados y felices. Pero no le pasa lo mismo a nuestra piel: a medida que sube la temperatura, podemos notarla de todo menos relajada. Desde un exceso de grasa hasta granitos, rojeces y reacciones por el sol, algunas pieles no llevan muy bien el calor y la humedad del verano.

 

Por eso hemos pedido a estas expertas sus mejores consejos para la piel. Hemos llamado a Tarryn Warren, experta facialista y a la dermatóloga Alexis Granite de Malucci London para que compartan con nosotros sus mejores consejos para mantener una piel sana y relajada este verano.

 

1. Acaba con los granitos

Cuando hablamos de la piel en verano, uno de los problemas que más sufren los clientes de Warren son los puntos negros y los granitos. “Esto es generalmente consecuencia de llevar maquillaje cuando hace mucho calor, con mucha contaminación o con protectores solares muy grasos”, afirma.

 

Para prevenirlo, recomienda aligerar la rutina de cuidado de la piel durante el día: “Con el calor, nuestros poros se abren, sudamos y producimos grasa, por lo que no necesitamos hidratar la piel”. En su lugar, después de limpiarla, usa un sérum ligero y un protector solar. Puedes ir un paso más allá y combinar en ese paso unas gotas de nuestro protector solar diario SPF 50 de The Ritual of Namasté con el Intense Hydrating Serum.

 

Cuando vuelvas a casa después de un día de sol, Warren recomienda limpiar la piel lo antes posible. “Asegúrate de que la limpias lo antes posible cuando vuelves por la tarde-noche. Deja que respire. Deja que los poros se limpien solos, algo que no resulta posible bajo capas de protector solar y maquillaje”.

 

El protector solar está diseñado para adherirse a la piel para protegerla, pero eso también hace que sea bastante difícil de eliminar. Asegúrate de que haces una limpieza doble por la noche para eliminarlo todo y evitar los polos congestionados.

 

Si tiendes a sufrir la aparición de granitos durante las vacaciones en la playa, Warren recomienda llevar una mascarilla facial de arcilla y usarla por las noches “para absorber la grasa y eliminar las impurezas”. La Purifying Wonder Mask contiene arcilla de caolín, carbono activo y polvos de ghassul para limpiar la piel en profundidad.

 

“Recuerda que el protector solar no dura todo el día. Si te echas una siesta por la tarde, lávate la cara y deja que ella también se tome un respiro”, comenta.

 

2. Acaba con las pigmentaciones

¿Tienes problemas con la pigmentación durante los meses de verano? Warren sugiere un buen protector solar y un bonito sombrero, que por cierto están muy de moda este verano. Si la pigmentación es una pesadilla en verano, asegúrate de usar el protector solar más alto posible. Nosotros recomendamos un SPF 50. Usa Sun Protection Milky Spray 50 para el cuerpo ySun Protection Face Cream 50 por encima del cuello. No te quedes corta en las cantidades y reaplícalo con frecuencia. 

 

La manera más rápida de acabar con la pigmentación es un tratamiento de exfoliación o láser. “Normalmente, recomiendo esperar hasta después del verano para tratar las pigmentaciones”, afirma Granite. “Los restos de bronceado suponen un riesgo de quemadura durante los tratamientos”.

 

3. Olvídate de la deshidratación

“El ácido hialurónico debe ser el ingrediente principal de tu rutina de cuidados para la piel durante el verano”, afirma Warren. “Es estupendo para TODOS los tipos de piel y no causa reacciones al sol”. Lo encontrarás en Glow First Essence y Hydrating Amoule Boosters. Ambos se deben aplicar después de la limpieza.

 

Para las que tienen que pasar muchas horas en una oficina con aire acondicionado, Granite comenta: “Tengo un minihumidificador en la mesa de trabajo para mantener la piel hidratada”. ¡Buena idea! ¿Por suerte estás lejos de la oficina? El cloro de las piscinas y el agua salada pueden secar mucho la piel. Granite aconseja: “Aclara el cloro y el agua salada en cuanto puedas y aplica un emoliente después de nadar”. Los Hydrating Amoule Boosters y el Sun Protection Milky Spray 50 contienen el emoliente glicerina, así que llévalos en el bolso de playa para mantener la piel hidratada hasta la puesta de sol.

 

Y guarda la Urban Hydrating Mist en el frigorífico para tener a mano una dosis fresca de hidratación cuando notes la piel seca.

 

 

4. Olvídate de los picores

“Los picores por el calor, también llamado miliaria, se producen cuando los poros bloqueados no dejan salir el sudor de la piel”, explica Granite. “Es muy frecuente en bebés, pero también puede darse a cualquier edad, especialmente en condiciones de calor y humedad”.

 

Para evitarlo, Granite recomienda evitar las prendas de ropa entalladas y pesadas. “Y mantente a la sombra siempre que sea posible, si tienes tendencia a los picores”.

 

Las duchas y compresas frías pueden ayudar a aliviar el picor, pero Granite dice que si resulta muy incómodo “se pueden usar antistamínicos”.

 

Según Warren, consumir suficientes betacarotenos y licopenos, que encontramos en zanahorias y tomates cocinados, “fortalecerá la piel y mejorará su protección frente al sol”.

 

Puede que pienses que es mejor evitar el sol por completo si tiendes a sufrir picores, pero Warren recomienda “20 minutos de exposición al sol cada día, por la mañana, cuando el sol no es muy fuerte”.

 

Y recuerda que todos necesitamos vitamina D, que el cuerpo sintetiza en contacto con el sol. Es vital para tener una buena densidad ósea y un sistema inmune fuerte.

 

 

Amy Lawrenson

Amy Lawrenson

Amy Lawrenson es una editora de belleza del Reino Unido con más de 13 años de experiencia escribiendo para revistas y webs como ELLE, Grazia, Women's Health y Byrdie. Ella tiene un gran interés en todo lo relacionado con la belleza y el bienestar, especialmente con el  cuidado de la piel porque ¿quién no quiere una tez clara y brillante?la piel porque ¿quién no quiere un cutis brillante y brillante?cuidado de la piel porque ¿quién no quiere una tez lisa y radiante?