Un plato reconfortante y delicioso: un shakshuka diferente

Olvídate de los cereales y las tostadas: los fines de semana puedes disfrutar de un desayuno más tranquilo y original. Repleto de verduras, hierbas y especias, es una colorida versión de este plato tradicional del norte de África. Además, solo necesitas un cazo para preparar esta delicia. Ideal para disfrutar de los carbohidratos: combínalo con pan de pita o naan e invita a tus personas favoritas a que lo prueben contigo. 

 

 

Ingredientes para 4-6 personas

  • 3 cucharadas de aceite de oliva neutro, ghee o aceite de coco para freír
  • 1 cucharadita de semillas de mostaza
  • 1 cucharadita de semillas de fenogreco
  • 3 hojas de laurel
  • 1 cebolla blanca grande, bien picada
  • 4 dientes de ajo, bien picados
  • 300 g de judías mungo, partidas por la mitad dejarlas en remojo durante por lo menos 30 minutos*
  • 200 g de lentejas rojas
  • 1 cucharadita de pimentón molido
  • 1 ½ cucharadita de cilantro molido
  • 2 cucharaditas de copos de guindilla seca
  • 1 ½ cucharadita de cúrcuma molida
  • 2 cucharaditas de sal marina (o según el gusto)
  • Pimienta negra recién molida
  • 600 ml de agua
  • 400 ml de leche de coco
  • 200 g de calabaza moscada, troceada en cuadraditos de 1,5 cm
  • 2 puñados grandes de espinacas tiernas
  • 6 huevos ecológicos

 

Para la guarnición

  • Salsa de limón y perejil
  • Yogur griego, 1 cucharada grande por persona (o según el gusto)
  • Opcional: perejil fresco o cilantro

 

Acompañamiento

Servir con pan de pita o naan

 

 

Preparación

1. Calienta el aceite en una sartén grande a fuego medio-alto y añade las semillas de mostaza. Espera a que las semillas de mostaza empiecen a hacer chasquidos y añade las semillas de fenogreco y las hoja de laurel. Remueve bien.

2. Añade la cebolla a la sartén y sofríela hasta que coja un color dorado y esté tierna. Añade el ajo unos 5 minutos después y deja que se haga durante 2 minutos más.

3. Añade todas las hierbas secas y remueve hasta que esté bien mezclado.

4. Vierte el agua y la leche de coco, y añade las judías mungo, previamente puestas en remojo y escurridas, y las lentejas rojas. Añade también la sal. Echa un poco de sal y ponlo a hervir, baja el fuego y deja que cueza tapado durante 10 minutos.

5. Añade los cubos de calabaza moscada, ponlo a hervir de nuevo y remueve bien. Baja el fuego y deja que se cueza durante 10 minutos más hasta que las lentejas, las judías mungo y la calabaza moscada estén tiernas. Añade más agua, si es necesario, y sazona con sal y pimienta.

6. Añade las espinacas, remueve y haz hoyitos en la salsa. Rompe los huevos con cuidado y échalos en cada uno de los hoyos, tapa la sartén y deja que se cueza hasta que los huevos estén cuajados.

7. Echa por encima los copos de guindilla seca y el perejil fresco. ¡Coloca la sartén en el centro de la mesa para que todos puedan servirse! Acompáñalo con yogur, salsa de limón y perejil y pan naan. ¡Que disfrutes!

 

Salsa de limón y perejil

  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 2 dientes de ajo
  • 2 puñados grandes de perejil fresco
  • Ralladura de 1 limón
  • 1 cucharadita de sal marina
  • Pimienta negra recién molida

 

Mezcla todos los ingredientes en un triturador (o en una batidora de mano) hasta que no queden grumos.

 

 

Mirjam Leslie-Pringle

Mirjam Leslie-Pringle es una experta en cocina, fotógrafa y creadora del importante blog de recetas vegetarianas veggieverymuch.com. Originaria de Holanda, Mirjam dejó Amsterdam hace tres años con su familia para comenzar una nueva aventura en Ibiza. Con su marido, tres niños, cuatro caballos, tres perros y un gato, sus días están llenos de trabajo, diversión y, por supuesto, comida sana y deliciosa.