Trucos sostenibles para crear el ambiente perfecto en casa este invierno

Este invierno, apuesta por un diseño de interiores bueno para el alma y el planeta gracias a nuestros consejos de decoración lenta

Las redes sociales están repletas de ideas ecológicas, sostenibles y conscientes, pero ¿cómo podemos aplicarlo a la decoración de nuestros hogares? Este mes, nos centramos en cómo crear una casa acogedora y al mismo tiempo cuidar del planeta con la ayuda de la diseñadora de interiores Jessica Van Aken, fundadora de Studio Van Aken. Desde elegir bien las capas de textiles, darles una nueva vida a artículos antiguos hasta apostar por los colores cálidos para las paredes, te contamos todo lo que necesitas saber para transformar tu casa en un lugar sostenible donde relajarte y disfrutar de los meses de invierno.  

 

Elige bien tus plantas

Tus plantas son mucho más que un elemento de decoración y un hobby entretenido: también ayudan a reducir los niveles de formaldehído, benceno, monóxido de carbono y amoníaco en el aire. Los helechos son particularmente buenos para reducir los químicos no deseados en el aire, al igual que la planta de café y el ave del paraíso. Si tu casa tiene poca luz y eres nuevo en el mundo de las plantas, una suculenta, de cera o de araña podrían ser la mejor opción, ya que son muy autosuficientes y tienen preciosas hojas perennes.  

 

Cromoterapia 

La cromoterapia ya la conocían los antiguos egipcios, que usaban los colores para sanar e influir sobre las emociones. El azul, por ejemplo, se usaba para tratar el dolor y la depresión, mientras que el amarillo era un símbolo de juventud y espiritualidad. Al igual que los antiguos egipcios, nosotros también podemos usar el color para crear un determinado ambiente dentro de casa. Por ejemplo, Jessica sugiere usar tonos con un trasfondo cálido, como un naranja quemado o un amarillo pastel. Un azul pavo real puede dar forma a un espacio acogedor con un toque alegre.  Si puedes, elige proveedores de pintura ecológica: las marcas de pintura favoritas de Jessica son LAB y Little Greene. “Tienen una increíble gama de tonos relajantes para lograr una sensación superacogedora”, afirma. 

 

Sencillo pero efectivo: el poder de tres

Si quieres lograr un entorno cálido y ecológico, pero no sabes por dónde empezar, comienza por lo que ya tienes en casa. Verás que, con unos pequeños trucos de estilo, aprenderás a amar de nuevo los artículos que ya tienes y no tendrás que comprar cosas que no necesitas. Esa es la base del Slow Decorating o decoración sin prisas.   

 

Jessica nos recomienda tener en cuenta “el poder de tres” a la hora de afrontar la decoración del hogar. “Por ejemplo, en el sofá, coloca tres cojines en un lado y tres en el otro”. Lo mismo vale para la mezcla de accesorios: combinar tres artículos siempre es la mejor opción a la hora de decorar. ¿Por qué? Tres es el número más pequeño que sirve para crear un patrón en nuestros cerebros. Además, los números impares suelen animar a nuestros cerebros a explorar un poco más, así que resulta más atractivo. Prueba a combinar “un libro, una vela y un jarrón, usando lo que ya tienes en casa para crear un espacio equilibrado”.  

   

Artículos vintage o de segunda mano  

El movimiento #grannychic hace referencia a la tendencia de poner de moda estilos antiguos de nuevo. La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos ​​calcula que unos 9000 millones de muebles se tiran a la basura cada año, así que tiene mucho sentido que las cosas de segunda mano estén tan de moda. Comprar artículos de segunda mano no es solo una tendencia, sino que también puede ayudar a reducir los desperdicios. 

 

“Me encantan las cosas vintage”, afirma Jessica. “Al comprar artículos atemporales de segunda mano sabes que no habrá mucha gente que los tenga iguales. Puedes explorar las webs de Catawiki y ReLiving, así como comprar de manera local en tu tienda vintage favorita o en mercados de segunda mano”. Porque, lo que para alguien es basura, para otros es un tesoro. 

 

Una vida nueva para algo antiguo 

Tampoco tengas miedo de los artículos que requieran un poco de restauración. Restaurar un mueble o adaptarlo a tu estilo puede ser un hobby divertido y mindful. “Una de mis actividades favoritas es darles una nueva vida a los artículos antiguos”, comenta Jessica. “Por ejemplo, uno de nuestros clientes heredó un sillón, pero la tapicería estaba bastante anticuada. Lo tapizamos con un tejido más moderno y ahora es una pieza perfecta para su estilo y con un recuerdo muy especial”. Puedes añadir azulejos a una mesa, reemplazar los tiradores para darles una nueva vida a los armarios de tu cocina o pintar una cómoda vieja con pintura de tiza. Hay infinitas posibilidades.  

 

¿Prefieres un proyecto más pequeño? Puedes darles una nueva vida a las velas o los frascos. Consulta aquí nuestros consejos de upcycling para tus productos Rituals.

 

Controla la factura de la luz 

Un consejo sostenible, rápido y fácil es prestar atención a la iluminación. De media, un hogar puede ahorrar alrededor de 226  en luz al año utilizando bombillas LED, ya que consumen hasta un 90 % menos y duran hasta 20 veces más que las opciones tradicionales. Cambia todas las bombillas a una iluminación de tonos cálidos con una potencia más baja para crear una atmósfera más acogedora.  

 

Otra forma sencilla de ahorrar luz es crear una atmósfera tranquila con velas, en lugar de encender una lámpara en cada esquina. Apuesta por una mezcla de aromas amaderados y estimulantes, como la madera de cedro, que ayuda a calmar la mente y el cuerpo, y ámbar, que resulta dulce, delicada y sensual y recuerda a las chimeneas hogareñas.  

 

Usa fibras naturales 

Juega con las texturas de los tejidos para lograr un hogar aún más acogedor. La lana resulta naturalmente hipoalergénica y resiste bien el desgaste y la suciedad, por lo que es una excelente opción para el suelo, la tapicería e incluso la ropa de cama. El lino también es una gran elección y, aunque a menudo se asocia con el verano, es el termorregulador natural perfecto para abrigarte en invierno. Prueba a mezclar ropa de cama de lino con una manta de lana para crear un espacio relajante en el que acurrucarse. Descubre nuestra gama de ropa de cama de lino natural en una amplia selección de colores y estilos.