6 datos increíbles sobre la bondad de la cultura coreana

¿Sabías que el 90 % del consumo mundial de algas procede de Corea y que además es el país que le regaló al mundo el “Gangnam Style”? Pero, además de estas curiosidades actuales, los coreanos tienen muchas formas de honrar sus tradiciones centenarias. Hay mucha historia por explorar, con incontables costumbres y tradiciones, muchas de ellas centradas en la importancia de la bondad. Hemos reunido las seis cosas más sorprendentes que podemos aprender de la cultura coreana. Sigue leyendo para aprender a aplicar la sabiduría coreana a tus rutinas diarias.

 

Kibun

El kibun juega un papel muy importante en Corea del Sur. Es una palabra que no se puede traducir literalmente, pero que se parece a términos como orgullo, dignidad, sentimientos o estado de ánimo. Si hieres el kibun de alguien, lastimas su orgullo, les haces perder su dignidad. ¿Sueles tener el papel de “pacificador” en tu vida personal y siempre te aseguras de que todos se sientan vistos y escuchados? Entonces estás practicando kibun, el principio de armonía. En la cultura coreana, es importante mantener siempre un ambiente pacífico y cómodo, incluso si conlleva decir una mentira piadosa. En el ámbito laboral, el kibun de un gerente se daña si sus empleados no le muestran el debido respeto. Y viceversa: el kibun de un empleado se daña si su gerente le critica en público. El kibun de una persona puede variar, dependiendo de las normas y valores con los que alguien crece. Es importante saber cómo evaluar el kibun de otra persona, cómo evitar lastimar al otro y cómo preservar el propio kibun al mismo tiempo.

 

Nunchi

Este es otro término que quizás no hayas escuchado antes. Se refiere a un antiguo arte coreano que se introdujo por primera vez en el país hace unos 2500 años. Nunchi se traduce como “medir a simple vista” y describe el sutil arte de determinar los pensamientos y sentimientos de otra persona para generar confianza y armonía y conectar con ella. Es decir, es la capacidad de identificar el kibun de alguien correctamente a simple vista. Como hemos dicho anteriormente, es fundamental juzgar el estado mental de otra persona y no dañar su kibun.

 

Pero, ¿cómo se entrena y practica el arte del nunchi? Se logra observando muy de cerca el lenguaje corporal y escuchando el tono y lo que dice la otra persona. Es una mezcla de tacto, percepción, dominio de las situaciones sociales y un instinto para leerlas, además de saber cómo responder a ellas. En otras palabras, es el acto de captar lo que otras personas están pensando y aprender a anticipar sus necesidades. En buena parte se reduce a evaluar el estado de ánimo de los demás.

 

¿Cada vez que entras en una habitación, sabes intuitivamente quién está deprimido, feliz o triste, en cuestión de segundos? Entonces tienes un “nunchi rápido”. Para los coreanos también es un pilar importante en las relaciones personales. Las personas con el mejor nunchi pueden entender los sentimientos de sus parejas y amigos gracias a su lenguaje corporal y sus palabras. Usan estas señales inconscientes para hacer que los que están a su alrededor se sientan comprendidos. Básicamente, es una buena lección de inteligencia emocional.

 

 

Cocina coreana

Vamos a explorar un poco la cocina coreana. Si quieres mejorar tus hábitos alimenticios cocinando un poco más sano, presta atención a los coreanos. La comida coreana es rica en fibra, que ayuda a mejorar la digestión y promover la salud digestiva en general. Los alimentos fermentados como el kimchi tienen bacterias saludables llamadas probióticos que ayudan con la digestión y descomponen la lactosa. La comida coreana incluso ayuda a perder peso, ya que contiene menos carne y grasa. Es una manera muy fácil de ser un poco más amable con nosotros mismos.

 

Hola, me llamo

Haz una prueba: ponte frente a un espejo y preséntate usando primero tus apellidos y luego tu nombre de pila. Suena raro, ¿verdad? En Corea es muy común presentarse al revés. Incluso se usa un segundo apellido, que comparten todos los miembros de esa generación en particular. Dirigirse a alguien en Corea con su nombre de pila es de muy mala educación. Siempre debes dirigirte a alguien con “la señora” o “el señor” y luego el apellido. En los negocios, te debes dirigir a alguien por su título profesional, por ejemplo, “el señor presidente”. Solo puedes dirigirte a alguien por su nombre de pila cuando tengas permiso para hacerlo.

 

Nada de “no”

En comparación con Oriente, los occidentales generalmente somos muy directos y no ocultamos nuestros sentimientos. Si alguna vez visitas Corea, puede resultar un problema, ya que allí no se usa el “no” con tanta frecuencia. El “no” se considera de mala educación. Las conversaciones y los debates pueden ser muy largos, porque se tiende a evitar el rechazo. Si la ansiedad se muestra verbal o visualmente, es una señal de que algo no va bien. Una buena postura y un lenguaje corporal positivo (aunque no excesivo) son lo más adecuado en las reuniones. Se debe ser paciente y cortés en todo momento. A veces, es necesario escuchar con atención a los demás para comprender de verdad cuál es su razonamiento. Así que, respira hondo, expulsa el aire lentamente e intenta no decir “no” directamente.

 

Evita los cuatros y regala los sietes

Los coreanos son personas muy generosas y les gusta dar y recibir regalos. ¿Quieres sorprender a tu socio comercial o amigo coreano? Pásate por la tienda de quesos o la boutique de comida tradicional para regalarle algo típico de tu país. Cuando tengas la caja de bombones perfecta, asegúrate de que contenga menos o más de cuatro delicias. La razón por la que debes evitar el número cuatro en todo momento es porque en coreano es un número que trae mala suerte. Si quieres hacer sonreír a alguien, opta por los sietes. Este número representa suerte y solidaridad. En coreano, los regalos se envuelven de manera bonita y especial: el verde y el amarillo son muy frecuentes y también usan el azul, ya que en Corea del Sur trae buena suerte (incluso hay un tono llamado “azul de Seúl”).

 

Si hablamos de sorprender a los seres queridos con regalos maravillosamente envueltos, nos identificamos perfectamente con Corea. ¿Necesitas algo de inspiración para hacer un regalo y hacer sonreír alguien? Descubre nuestro Buscador de regalos y encuentra el regalo ideal para cualquier persona en solo dos minutos. 

 

Anouk Ballering

Anouk Ballering

Anouk Ballering es una narradora innata con cinco años de experiencia en las relaciones públicas. Con historias y activaciones cercanas y relevantes, ha sacado a relucir el alma de marcas de estilo de vida de lujo como W Hotel, VICE, de Bijenkorf y Timberland. Cuando no está en una sesión de HIIT o Rocycle, la encontrarás sobre una esterilla de yoga. Le apasiona el yoga y la vida mindful, porque cree que todos merecemos encontrar el equilibrio en nuestras vidas para ser la mejor versión de nosotros mismos.