Evita la piel seca: siete maneras de adaptar tu rutina al otoño

Sigue estos consejos para lograr una piel hidratada y suave durante toda la temporada.

¿Quieres olvidarte de la piel seca? Tenemos la solución. El otoño es una época de colores preciosos que pide prendas de punto, pero la bajada de las temperaturas, el aumento de la humedad en el exterior y la llegada de la calefacción en el interior puede minar la hidratación de la piel. Si quieres evitar o tratar la piel seca, estás en el lugar correcto. Te damos los mejores consejos para tener una piel suave, hidratada y radiante. 

 

Despierta el flujo sanguíneo

El rostro tiene casi 20 músculos que nos permiten expresarnos, comer y hablar. Al trabajar esos músculos, puedes aumentar el flujo sanguíneo y hacer llegar los nutrientes hasta la piel seca. El aumento del flujo sanguíneo también fomenta la producción de colágeno, para darle vida a la piel y evitar la aparición de líneas de expresión. Haz ejercicios de yoga facial con este vídeo. 

 

Come bien para hidratar la piel

Los que tienen problemas cutáneos como eczema, acné o psoriasis notan un empeoramiento cuando las temperaturas empiezan a fluctuar. El problema es que la barrera de la piel se ve afectada y deriva en inflamaciones e irritaciones. La incorporación de alimentos con ácidos grasos saludables como el omega-3 “reducirá la inflamación, aumentará la hidratación y ayudará a reducir las rojeces, los picores, la inflamación y la descamación de las personas con psoriasis”, afirma la dermatóloga Marisa Kardos Garshick. Come dos platos pescado azul a la semana. Nuestro bol de noodles y salmón cítrico es una comida cargada de omega 3. Si prefieres una opción vegetariana, prueba nuestro smoothie de frambuesa con semillas de chía.

 

Y aprovecha al máximo los alimentos de temporada. Ritucharya es el término que hace referencia a comer alimentos de temporada según el ayurveda indio y la ciencia ha demostrado que esta práctica tiene mucho sentido. Un estudio ha demostrado que el contenido de vitamina C del brócoli cultivado en temporada alta tenía un contenido mucho más elevado que el del brócoli cosechado en primavera. Apuesta por un caleidoscopio de ingredientes sanos: cuanto más colorido sea el alimento, mayor será el aporte de antioxidantes para nutrir la piel. Las calabazas, los arándanos, el kale, el repollo rojo, las manzanas, las moras y la calabaza moscada son solo algunos de los superalimentos de temporada en otoño.

 

Baja la temperatura

Puede parecer lo contrario de lo que te pide el cuerpo, pero el agua caliente es muy deshidratante y elimina de la piel sus aceites protectores naturales. Apuesta por un agua más fría y, si no puedes evitar el agua caliente en la ducha, que sea breve y usa un gel de ducha a base de aceite para dar a la piel un extra de hidratación y protección. 

 

Magnesio para la piel

Según un estudio reciente entre el 10 y el 30 % de la población tiene carencia de magnesio a causa de la falta de sueño, el estrés y la mala alimentación. Y, sin embargo, el magnesio es particularmente eficaz para regular la regeneración celular y reparar nuestra piel cuando está dañada por el clima. Desde gotas y suplementos de magnesio hasta verduras de hojas verdes (como el kale y las espinacas) que están llenas de este mineral, hay muchas maneras de introducirlo de manera sencilla en la dieta. Otra buena manera de disfrutar de sus ventajas en la piel es usar los cristales de baño de magnesio The Ritual of Jing.

  

No te olvides del cuerpo

La piel del cuello para abajo está siempre tapada por la ropa, pero no por eso tenemos que olvidarnos de ella. Las mejores lociones corporales son rápidas, eficientes y prácticas. La crema corporal The Ritual of Ayurveda se absorbe rápidamente, para recuperar el equilibrio de la hidratación gracias al aceite de almendra dulce. Además, la fórmula ayuda a la barrera de la piel, para evitar perder hidratación a lo largo del día. 

 

Un vaso de agua para la piel

El ácido hialurónico (AH) es tu mejor aliado para combatir la deshidratación de la piel. La molécula (que puede contener 1000 veces su peso en agua) está presente de forma natural en una piel sana e hidratada. Si la notas deshidratada, refuerza los niveles de AH con productos para el cuidado de la piel. Nuestro potenciador natural con ácido hialurónico se puede aplicar después de limpiar la piel. Se absorbe rápidamente, como un buen vaso de agua. Aplica una crema de día o de noche después para que la hidratación dure más. 

 

Evita los labios secos

En esta época del año es buena idea empezar a aplicar un exfoliante de labios una vez a la semana. Nuestros Fortune Balms a base de azúcar eliminan la piel seca y la nutren y la hidratan gracias al karité. Aplica un bálsamo de labios hidratante y nutritivo después de la exfoliación para prolongar sus ventajas. Nuestros Fortune Balms vienen en formatos transparentes o con color, así que seguro que encuentras uno para ti.