Día 14: Los aspectos más importantes del sueño 

¡Enhorabuena! Para el último día de la clase magistral, la doctora Harris desmiente algunos mitos persistentes relacionados con el sueño y resume los factores claves para dormir bien. 

 

Artículo del día 14: ¡Desmentimos los mitos sobre el sueño! 

"He dedicado una buena parte de mi carrera profesional a desmontar mitos perjudiciales para el sueño. En este artículo comparto algunos de los más frecuentes (y son MUCHOS) y muestro los datos reales que necesitáis conocer."

 

Mito: Siempre puedes recuperar las horas de sueño perdidas 

​Hecho: Para este mito me gusta usar una analogía con el dinero. Digamos que duermes ocho horas al día. Supongamos que no tienes tiempo para dormir durante la semana y normalmente duermes solo seis horas. Duermes dos horas menos de lo necesario durante cinco días de la semana… Es decir, tienes una “deuda de sueño” de 10 horas, en total, durante los cinco días. 

 

Cuando llega el fin de semana, intentas recuperar el sueño perdido, pero es difícil dormir esas 10 horas extra que te han faltado. Puede que consigas “devolver” unas dos horas a base de echarte siestas y levantarte tarde, pero aun así, sigues teniendo una deuda de seis horas al final del fin de semana. Y esa deuda no deja de crecer. Puede que no lo notes noche tras noche, pero la pérdida de sueño acumulada es una realidad. 

 

Mito: La cafeína solo afecta a tu habilidad para quedarte dormido  

Hecho: Aunque es cierto, también se ha descubierto que el café afecta a nuestra capacidad para tener un sueño consolidado. Supone un tiempo REM más lento y reduce el sueño profundo de ondas lentas (muy importante para que el cuerpo se recupere y se cargue de energía). Además, se ha demostrado que el sueño menos consolidado consecuencia de la cafeína tiene un impacto negativo en el aprendizaje, la regulación de las emociones y la resolución de problemas. 

 

Mito: Posponer el despertador ofrece un importante descanso extra  

Hecho:  Darle al botón de posponer el despertador sienta muy bien, pero en este caso, “más” no significa “mejor”. Normalmente ese tiempo extra no es suficiente para realizar un ciclo de sueño completo, lo que confunde al cuerpo, que no tiene claro si se puede volver a dormir o no. Por eso te notas más atontado cuando te despiertas. Despertarse a horas distintas también hace que dormirse por la noche cueste más.  

 

Mito: El alcohol ayuda a dormir  

Realidad:  El alcohol puede ayudarte a conciliar el sueño, pero su calidad no será buena. Reduce la fase del sueño REM (cuando procesamos recuerdos y emociones), y, al final, necesitas dormir más y más, algo que tampoco es positivo. Además, el alcohol deshidrata y empeora los ronquidos, por lo que te despertarás con dolor de cabeza. Para evitar que interfiera con el sueño, no tomes alcohol en las tres horas antes de acostarte.

 

Mito: Puedes aprender a vivir con menos horas de sueño 

Hecho:No, no puedes. Tener un buen rendimiento de manera regular es muy difícil si no se duerme lo suficiente. Es cierto que siempre hay días concretos en los que el café y la siesta ayudan, pero no son un sustituto real de las necesidades de sueño.  

 

Mito: ocho horas de sueño al día es el número mágico  

Hecho: Siempre se ha dicho que hay que dormir ocho horas, pero en realidad ocho es simplemente el punto medio entre el siete y el nueve. La mayoría de adultos duermen entre siete y nueve horas y hay gente que necesita más o otra gente que necesita menos. Lo importante es cómo te sientas. Si te cuesta dormir lo suficiente, reflexiona sobre los motivos subyacentes. ¿No tienes tiempo suficiente para dormir o tienes insomnio crónico y no logras dormir pese a intentarlo? ¿O hay algo más que te impide dormir bien por la noche? Habla con tu médico si no consigues mejorar la calidad o la cantidad de sueño pese a intentarlo.  

 

​Si después de leer estos consejos, no consigues mejorar la calidad o la cantidad de sueño pese a intentarlo, habla con tu médico para descartar otros problemas.​ 

 

Día 14 Pódcast: El arte del descanso

¿En qué se diferencia dormir de descansar? Puede que correr para ti no equivalga a descansar, pero en este pódcast exploramos las muchas maneras en las que podemos transformar las horas que pasamos despiertos en momentos de descanso.

 

 

¡Enhorabuena! Has completado los 14 días para dormir mejor. Esperamos que te notes más descansado en mente, cuerpo y alma.Si quieres más consejos para mejorar tu bienestar personal, haz clic aquí.

Shelby Harris

Shelby Harris

La doctora Shelby Harris es embajadora del sueño en Rituals y psicóloga clínica licenciada. Tiene años de experiencia en el tratamiento de una gran variedad de enfermedades relacionadas con el sueño. Usa métodos empíricos para mejorar la calidad del sueño tanto de bebés como de adultos. Actualmente tiene un doble nombramiento académico sénior como Profesora clínica asociada en el Albert Einstein College of Medicine en los Departamentos de Neurología y Psiquiatría. Además, está certificada por la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño en Medicina conductual del sueño (Behavioral Sleep Medicine, BSM). También es la autora de The Women's Guide to Overcoming Insomnia.