Por qué es tan importante tener un trabajo que tenga sentido para ti (y cómo asegurarse de que lo tienes)

En el mundo occidental, somos tan fanáticos que podemos volvernos obsesivos, según la escritora Emily Esfahani Smith. Ahora parece que esta búsqueda es realmente el objetivo equivocado en la vida: de hecho, hace que las personas sientan que sus vidas carecen de propósito.

La clave del propósito es usar tu fuerza para ayudar a los demás

Emily Esfahani Smith


Según Smith, aquellos que profundizan en la "psicología positiva" o pensadores como Aristóteles y Buda en realidad están buscando el sentido. Esto en sí mismo conduce a la felicidad. En la charla TED a continuación, el autor estadounidense analiza los 4 "pilares" que pueden ayudarte: el sentimiento de pertenencia, la búsqueda de tu vocación, una experiencia de otro mundo y las historias (storytelling).

Si deseas darle valor a tu vida, el trabajo es un buen lugar donde empezar ya que pasas haciéndolo una buena parte de tu tiempo. ¿Pero cómo sabes si tu trabajo tiene sentido para ti? Tal vez tienes un trabajo que gira en torno al poder y el dinero. ¿Le aporta algún valor a tu vida? Para averiguarlo, pregúntate: ¿vives para trabajar, o trabajas para vivir?

 

La importancia de trabajar en algo que tenga sentido para ti

La conexión entre el trabajo y una vida con sentido no está sobrevalorada. Según un estudio publicado en Journal of Mental Health, las condiciones como la depresión, la ansiedad y el estrés son extremadamente comunes entre los trabajadores. Uno por uno, estos problemas (en parte) son causados por trabajos que las personas encuentran insatisfactorios. Por lo tanto, para llevar una vida significativa, necesitas tener un trabajo significativo, un trabajo que asegure tu crecimiento personal y contribuya a un bien mayor.

 

Hazte las siguientes preguntas

Según Lynda Gratton, teórica de la organización y profesora en London Business School, puedes descubrir si tu trabajo tiene sentido haciéndote algunas preguntas. Por ejemplo: ¿te sientes desafiado intelectualmente por tu trabajo?, ¿puedes aplicar lo que aprendes en el trabajo en tu vida diaria?, ¿tu trabajo tiene una influencia positiva en la sociedad? Si puedes responder "sí" a estas tres preguntas, está en el camino correcto.

 

Una conexión auténtica

Pero, ¿y si tus respuestas a estas preguntas son en su mayoría negativas? Lamentablemente, no existe una fórmula que funcione para todos a la hora de hacer que tu trabajo sea más significativo, por mucho que lo deseemos. En un informe publicado en el MIT Sloan Management Review, los investigadores hablaron con 135 personas de 10 ramas diferentes y determinaron que cada empleado estaba en busca de una "conexión auténtica entre el trabajo y un objetivo de vida". Mejor dicho, si tienes la sensación de que tu trabajo es más que solo un trabajo, entonces ya estás en la dirección correcta. Además, sentirse orgulloso de lo que haces es importante, como así también la sensación de que tu trabajo es interesante y te permite libertad creativa.

No te preocupes si sientes que no es tu caso al leer este artículo. La idea de que tu trabajo tiene realmente sentido es una sensación que viene y se va, cuando te enfrentas a un desafío o cuando ayudas a un colega a salir de una situación complicada, por ejemplo. Entonces, no necesariamente es algo que está continuamente presente en tu vida.

 

Job crafting

Si deseas hacer algo para que tu trabajo tenga sentido en este momento, puedes considerar el principio del "Job crafting". Este término, mencionado por primera vez en un trabajo de investigación por la profesora de la Universidad de Yale Amy Wrezesniewski y asociados, involucra un 3 plan de pasos que puede ayudarte a mejorar tu trabajo. El primer paso es "creación de tareas", donde piensas qué partes de tu trabajo te gustan y qué partes no. Es simplemente una cuestión de eliminar las cosas que te hacen infeliz. Por supuesto, puede no ser fácil hacer esto con cada función, pero siempre puedes buscar formas de intentarlo.

La segunda parte se compone de "creación relacional" o, en otras palabras: construir relaciones más fuertes y más cercanas con tus colegas. Pasar más tiempo con la gente en el trabajo que te gusta y menos tiempo con aquellos que no. Y finalmente: "elaboración cognitiva". A primera vista, este parece ser el más simple, porque se trata de cambiar tu forma de pensar, y eso significa que la responsabilidad recae exclusivamente en ti. En esta última parte, intentas mirar tu trabajo a través de una lente más positiva, lo que con suerte te lleva a esa sensación en la que te sientes realizado.

Puedes elegir practicar las tres partes de este principio, pero no es necesario. Quién sabe... tal sientas instantáneamente que tu trabajo tiene más sentido al eliminar algunas de las cosas que no te gustan en tu lista de tareas pendientes.


¿Quieres más consejos sobre cómo hacer para disfrutar más tu trabajo? Lee nuestro artículo sobre cómo sentirte bien en el lugar de trabajo.