Una sesión con rodillos de espuma tan buena como un masaje

Muchos tenemos una relación de amor-odio con los músculos después de entrenar. Los masajes nos ayudan a eliminar parte de la tensión. Pero, si te falta tiempo o presupuesto, una sesión con rodillos de espuma después de entrenar tiene los mismos beneficios que un masaje y la puedes hacer en casa.

 

Los rodillos de espuma no solo estiran los músculos y los tendones, también descomponen las adherencias de los tejidos blandos y el tejido cicatricial. Con el peso del cuerpo y un rodillo de espuma, puedes darte un automasaje o liberación miofascial, romper los puntos de tensión, aliviar la fascia y aumentar el flujo sanguíneo y la circulación a los tejidos blandos. Acompáñanos en esta relajante sesión para los cuerpos cansados y podrás volver al gimnasio enseguida. ¡Y olvídate del dolor!

Noha Ramadan

Noha Ramadan

Noha Ramadan es coreógrafa, profesora de danza e instructora de Pilates con certificación BASI (Body and Science International). Su pasión por el Pilates comenzó después de una lesión y le llevó a descubrir una nueva relación con las diversas técnicas que había desarrollado como bailarina profesional durante los últimos 20 años, incluida la técnica de liberación, la ideokinesis y la relación cuerpo-mente. El Pilates le ayuda a sentirse con los pies en el suelo, conectada con todas las áreas de la vida y a seguir moviéndose con mayor intención. ¿Su objetivo como profesora de Pilates? Que el Pilates sea accesible para todo el mundo.