Tres recetas Rituals de té helado casero

Una buena dosis de alegría y antioxidantes que además nos sirven para luchar contra las altas temperaturas: el té helado es la bebida ideal para el verano. Pero los que venden preparados suelen contener demasiado azúcar e ingredientes raros. Opta por lo sano y prueba estas tres sencillas y deliciosas recetas.

 

1. Té helado con té verde y pétalos de rosa

Tiempo de preparación: 15 minutos más 2 horas en el frigorífico

 

Alternative text left image

Ingredientes para 1 litro

  • 4 bolsitas de té
  • 1 l de agua hirviendo
  • 60 ml de sirope de arce (o miel o sirope de agave)
  • Zumo de 1 limón
  • 1 pomelo rosa en rodajas y 1 adicional para decoración
  • 10 ramitas de romero fresco

Instrucciones

 

1. Hierve el agua y viértela en una jarra. Coloca las bolsitas de té dentro del agua y déjalas en infusión durante, al menos, 10 minutos.

 

2. Mientras que se infusiona el té, corta el pomelo en rodajas. Saca las bolsitas de té del agua y presionalas. El té debe quedar fuerte pero agradable.

 

3. Vierte en el té 60 ml de sirope de arce y el zumo de limón.

 

4. Añade en la jarra unas 5 ramitas de romero fresco y 3 o 4 rodajas de pomelo rosa. Coloca la jarra en el frigorífico y deja que se enfríe durante 2 horas.

 

5. Coloca en un vaso algunas rodajas (cortadas por la mitad) de pomelo, ramitas de romero y cubitos de hielo, y vierte el té  helado por encima. Añade una pajita y ¡disfruta!

 

2. Té helado de canela y jengibre

Tiempo de preparación: 15 minutos más 2 horas en el frigorífico

 

Alternative text left image

Ingredientes para 1 litro

  • 4 bolsitas de té
  • 1 l de agua hirviendo
  • 60 ml de sirope de arce (o miel o sirope de agave)
  • Zumo de 1 limón
  • 1 naranja grande en rodajas, y 1 adicional para decoración
  • 1 ramito de tomillo fresco (aproximadamente 15 g)
  • 10 trozos finos de jengibre fresco

Instrucciones

 

1. Hierve el agua y viértela en una jarra. Coloca las bolsitas de té dentro del agua y déjalas en infusión durante, al menos, 10 minutos.

 

2. Mientras se infusiona el té, corta la naranja y el jengibre en rodajas. Saca las bolsitas de té del agua y estrújalas. El té debe quedar fuerte pero agradable.

 

3. Vierte en el té 60 ml de sirope de arce y el zumo de limón.

 

4. Añade en la jarra el tomillo, 4 rodajas de naranja y algo de jengibre cortado en trozos muy finos. Coloca la jarra en el frigorífico y deja que se enfríe durante 2 horas.

 

5. Coloca en un vaso algunas rodajas de naranja (cortadas por la mitad), alguna ramita de tomillo, dos trozos de jengibre y cubitos de hielo. Vierte el té helado por encima y ¡disfruta!

 

3. Té de limón y jengibre

Tiempo de preparación: 15 minutos más 2 horas en el frigorífico

 

Alternative text left image

Ingredientes para 1 litro

  • 4 bolsitas de té
  • 1 l de agua hirviendo
  • 60 ml de sirope de arce (o miel o sirope de agave)
  • Zumo de 1 limón
  • 2 limones grandes en rodajas, y alguno adicional para decoración
  • 10 ramitas de menta fresca (también para decoración)
  • 10 trozos finos de jengibre fresco

Instrucciones

 

1. Hierve el agua y viértela en una jarra. Coloca las bolsitas de té dentro del agua y déjalas en infusión durante, al menos, 10 minutos.

 

2. Mientras se infusiona el té, corta los limones y el jengibre en rodajas. Saca las bolsitas de té del agua y estrújalas. El té debe quedar fuerte pero agradable.

 

3. Vierte en el té 60 ml de sirope de arce y el zumo de limón.

 

4. Añade en la jarra 4 o 5 ramitas de menta fresca, 5 rodajas de limón y algo de jengibre cortado en trozos muy finos. Deja que la jarra se enfríe en el frigorífico durante 2 horas.

 

5. Coloca en un vaso algunas rodajas de limón, alguna ramita de menta fresca, dos trozos de jengibre y cubitos de hielo. Vierte el té helado por encima y ¡disfruta!

 

 

Mirjam Leslie-Pringle

Mirjam Leslie-Pringle es una experta en cocina, fotógrafa y creadora del importante blog de recetas vegetarianas veggieverymuch.com. Originaria de Holanda, Mirjam dejó Amsterdam hace tres años con su familia para comenzar una nueva aventura en Ibiza. Con su marido, tres niños, cuatro caballos, tres perros y un gato, sus días están llenos de trabajo, diversión y, por supuesto, comida sana y deliciosa.