Recetas con matcha para reconfortar tu espíritu

En el mundo culinario, el matcha es cada vez más popular como superalimento, debido a que está repleto de antioxidantes. De hecho, en términos de valor nutri-cional, una taza de matcha equivale a diez tazas de té verde normal. También, im-pulsa el metabolismo y ayuda a concentrarse, entre otros beneficios. Mientras que las siguientes recetas son más dulces de lo normal y, por lo tanto, no tan sanas, realmente aprovechan este potente ingrediente de un modo ameno e interesante. Un modo sencillo y delicioso de incorporar un poco de matcha en tu dieta.


Cuadrados de chocolate y matcha

El sabor del matcha combina perfectamente con el del chocolate. Y estos cremosos cua-drados de chocolate y matcha son una buena prueba de ello. No son realmente buenos para la línea, pero sí perfectos para el espíritu y no hay duda de que esto también es im-portante. Incluso muy importante de vez en cuando.

Receta para 4-6 personas
Tiempo de preparación: 15 minutos + 5 horas para cuajar

 

Ingredientes

  • 400 g de chocolate blanco
  • 125 ml de nata montada
  • 25 g de mantequilla
  • 1 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de cardamomo en polvo
  • 2 cucharadas + 2 cucharaditas de matcha para decorar
  • Papel de cocina, alrededor de 60 x 15 cm
  • 2 cucharadas de copos de coco
  • un pequeño puñado de pistachos, molidos


Preparación

1. Derrite la mantequilla en una olla pequeña y retira del fuego.

2. Pica finamente el chocolate blanco y añádelo a la mantequilla derretida, junto con la nata batida, la canela, el cardamomo en polvo y el matcha. Derrite esta mezcla a fuego lento, removiendo de vez en cuando. Vierte la mezcla sobre una bandeja de horno o fuente cubierta con papel de cocina.


3. Esparce los pistachos y los copos de coco por encima.

4. Cubre con papel de aluminio e introduce en el frigorífico, dejando que se enfríe durante cinco horas o durante toda una noche.

5. Retira la tableta de chocolate de la fuente o bandeja de horno, córtala en cuadra-dos de 2,5 x 2,5 cm y sírvelos con algo delicioso, como un verdadero “Matcha Lat-te.”


Matcha Latte

Receta para 1 persona
Tiempo de preparación: 5 minutos

 

Ingredientes

  • 1 cucharada de matcha en polvo
  • 250 ml de leche (vegetal)
  • 1 cucharada de miel o agave

También se necesita: un batidor de bambú

 

Preparación

1. Calienta la leche en una olla pequeña y retira directamente del fuego cuando em-piece a hervir. Bate la leche con una batidora espumadora o con una batidora de bambú especial hasta que empiece a formar espuma.

2. Mezcla el matcha con 3 cucharaditas de leche caliente y miel o agave en una taza hasta que forme una pasta suave y añade el resto de la leche y espuma encima. Remueve bien y tu latte está listo.


Pastel de crepes de matcha

No dejes de probar esta increíble receta En serio. Puede que parezca complicada, pero créeme, además de ser divertida de cocinar, realmente no es difícil. Debes de tener un poco de paciencia, pero ¿verdad que cualquier cosa maravillosa merece la pena la espera?

Receta para 6 personas
Tiempo de preparación: 45 minutos + 5 horas en la nevera

 

Ingredientes

  • 400 ml de leche entera
  • 3 cucharadas de azúcar blanco
  • 3 huevos grandes
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida
  • 140 g de harina
  • 2 cucharadas de té matcha en polvo
  • 2 cucharaditas de levadura
  • Aceite vegetal o mantequilla para freír las crepes

Para el relleno de crema

  • 250 ml de nata montada
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 6 cucharadas de azúcar blanco, o si prefieres: agave o miel

 

(El relleno de crema se debe batir hasta que se obtenga una masa cremosa, pero procu-rando que no sea demasiado espesa ni se cuaje.)

Otras cosas que vas a necesitar

  • Dos sartenes, una que sea 10 cm más grande que la otra, ambas con una buena superficie antiadherente. (diámetro de 30 cm y 20 cm)
  • 1 cuenco, aproximadamente del mismo tamaño que la sartén más pequeña
  • Papel de cocina cortado en dos tiras de 15 cm


Preparación

1. Calienta la leche y retira directamente del fuego cuando empiece a hervir.

2. Añade los otros ingredientes. Tamiza la harina, el matcha y la levadura para que no forme grumos y mezcla todo bien hasta obtener una masa homogénea.

3. Cubre el plato con film transparente y deja reposar la masa durante una hora en el frigorífico.

4. Entretanto, bate la crema hasta que espese, cúbrela y guárdala en el frigorífico.

5. Calienta un poco de aceite o mantequilla en la sartén más grande y fríe tu primera crepe: esta será la capa superior que también cubrirá los lados del pastel.

6. Utiliza el resto de la masa para freír el resto de las crepes en la sartén más peque-ña. Colócalas sobre un plato y déjalas enfriar.


7. Coge las dos tiras de papel de cocina, forma una cruz y coloca la crepe verde más grande encima. Unta una capa de crema del tamaño de las crepes más pequeñas y coloca una crepe pequeña encima. Sigue alternando entre una capa de crema y una crepe hasta acabar todas las crepes. La última capa debe ser una crepe.

8. Une los extremos del papel de cocina de modo que el crepe más grande se eleve y forme una especie de cuenco para el resto del pastel. Sujeta los extremos con una cinta elástica o un clip pequeño de modo que no pierda su forma.

9. Coloca el conjunto en el cuenco, asegurando que quede bien compacto e introdúce-lo en el frigorífico durante 3-5 horas.

10. Pasado este tiempo, abre el papel de cocina. Pon un plato debajo de la última capa de crepe y dale la vuelta. Retira el papel de cocina y esparce un poco de matcha en polvo por encima del pastel. ¡Que aproveche!

 

Mirjam Leslie-Pringle

Mirjam Leslie-Pringle

Mirjam Leslie-Pringle es una experta en cocina, fotógrafa y creadora del importante blog de recetas vegetarianas veggieverymuch.com. Originaria de Holanda, Mirjam dejó Amsterdam hace tres años con su familia para comenzar una nueva aventura en Ibiza. Con su marido, tres niños, cuatro caballos, tres perros y un gato, sus días de Mirjam están llenos de trabajo, diversión y, por supuesto, comida sana y deliciosa.