Día 4 - Felicidad, alegría y diversión: la diferencia es clave

Seamos sinceros, somos seres complejos que experimentan emociones positivas, negativas y neutras. Hoy nos centramos en emociones que a menudo consideramos intercambiables: la felicidad, la alegría y la diversión. Pueden parecer lo mismo, pero el experto en felicidad Mo Gawdat nos explica las diferencias.  

 

Ayer vimos el algoritmo de la felicidad de Mo, una fórmula que revela el secreto de la felicidad: somos felices cuando nuestras expectativas son iguales o inferiores a la realidad de los acontecimientos. ¿En qué se diferencia la felicidad de la diversión y la alegría? Sigue leyendo para descubrir las diferencias y cómo entender los matices puede mejorar tu vida.  

 

Exclusiva: la alegría y la diversión y su vínculo con la felicidad

Según el diccionario, la diversión es un placer ligero”. Si estás en el estado de ánimo correcto, la diversión es algo maravilloso, pero si no eres feliz, se puede convertir en un escape de la vida diaria, de sus miedos y responsabilidades. Como dice el novelista Will Thomas: “cuando te estás divirtiendo no existe el miedo”. Por eso, muchos de nosotros cambiamos la felicidad genuina por lo que Mo denomina armas de distracción masiva: excesos de fiesta, bebida, comida, etc. 

 

No lo olvides: la diversión y el placer en cualquier forma son solo una forma temporal de escape, un estado de inconsciencia.

Mo Gawdat.

Desde el punto de vista biológico, la diversión tiene su función. Las relaciones sexuales nos aportan placer, además de la necesidad de reproducirnos. Pero algunos persiguen la diversión para atenuar su dolor y su sufrimiento. La diversión es un analgésico muy poderoso: imita a la felicidad apagando los pensamientos incesantes que pueden abrumarnos. Sin embargo, desafortunadamente, la diversión no dura para siempre y no soluciona los problemas subyacentes. Con la mentalidad correcta, la diversión no es algo malo, pero debe verse como un suplemento para la felicidad en lugar de un analgésico. La próxima vez que te estés divirtiendo, pregúntate si estás usando ese momento de diversión como una vía de escape. 

 

La alegría, por otro lado, “es un estado de felicidad ininterrumpida”, afirma Mo. “Utilizo la palabra alegría de forma imprecisa porque desafortunadamente la lengua inglesa no tiene un término que describa este estado con precisión. Paz interior, calma, quietud son términos aproximados. Quizá lo más certero sea una mezcla de todos ellos, pero por separado no recogen el verdadero significado”.  

 

Es posible encontrar alegría en lo cotidiano, pero igual que describir el aroma de una rosa a alguien sin sentido del olfato, la verdadera alegría es algo que conoces cuando lo experimentas. La alegría surge de una comprensión profunda de que la vida, "con sus engranajes en movimiento, siempre se comporta como siempre lo ha hecho y siempre lo hará". Todos encontramos baches en la vida, pero con una mentalidad alegre puedes esperar de manera realista las dificultades del camino. Comprender que la alegría se puede encontrar en los pequeños momentos, no solo en los grandes, es la clave para encontrarla. 

 

La alegría genuina es estar en armonía con la vida tal y como es

Mo Gawdat.

Alcanzar un estado de alegría pura no es fácil. Requiere compromiso y esfuerzo para trabajar la felicidad día tras día.  

 

LA TAREA DE HOY PARA SER MÁS FELICES 

Escribe una carta para tu yo del futuro. Como sabemos desde el día 3 del Reto de la felicidad, hay una ecuación para encontrar la felicidad: somos felices cuando la vida cumple nuestras expectativas. La alegría, sin embargo, consiste en ser feliz de manera más frecuente, sin importar lo que te traiga la vida. La vida requiere una buena conexión con uno mismo y con el resto del mundo. Teniendo esto en cuenta, ¿cómo sería para ti una vida llena de alegría? 

 

Escribe una carta para tu yo del futuro de dentro de diez años. ¿Dónde estarás? ¿Qué estás haciendo? ¿Qué sueñas y esperas en lo referente a tu vida y la de tus seres queridos? Puede parecer un poco extraño, pero anímate a probarlo, porque es un ejercicio muy potente. Consejo: Si necesitas un punto de partida, mira la Lista de la felicidad que vimos el día 1. 

 

Haz clic aquí para ver el día 5 del Reto de la felicidad.