Felicidad, alegría y diversión: la diferencia es clave

Este mes, Rituals se ha propuesto conseguir hacer feliz a un millón de personas. Pero no podemos olvidar que somos seres complejos, con una amplia variedad de emociones negativas, positivas y neutras. Hoy nos centramos en emociones que muchas veces creemos que son intercambiables: la felicidad, la alegría y la diversión. Pueden parecer lo mismo, pero el experto en felicidad Mo Gawdat no es de la misma opinión.

 

Ayer vimos el algoritmo de la felicidad de Mo, una fórmula que revela el secreto de la felicidad: somos felices cuando nuestras expectativas son iguales o inferiores a la realidad de los acontecimientos. ¿En qué se diferencia la felicidad de la diversión y la alegría? Sigue leyendo para descubrir las diferencias y cómo entender sus sutilezas puede transformar para mejor tu vida.

 

*Seleccione los subtítulos en el idioma que prefiera en la configuración del video de YouTube.

Exclusiva: la alegría y la diversión y su vínculo con la felicidad

Según el diccionario, la diversión es ”un placer ligero”. Si estás en el estado de ánimo correcto, la diversión es algo maravilloso, pero si no eres feliz, se puede convertir en un escape de la vida diaria, de sus miedos y responsabilidades. Como dice el novelista Will Thomas: “cuando te estás divirtiendo no existe el miedo”. Por eso, muchos de nosotros cambiamos la felicidad genuina por lo que Mo denomina armas de distracción masiva: excesos de fiesta, bebida, comida, etc.

 

No lo olvides: la diversión y el placer en cualquier forma son solo una forma temporal de escape, un estado de inconsciencia.

Mo Gawdat.

Desde el punto de vista biológico, la diversión tiene su función. El sexo nos aporta placer y anima a nuestra especie a reproducirse. Pero algunos persiguen la diversión para atenuar su dolor y su sufrimiento. La diversión es un analgésico muy poderoso: imita a la felicidad apagando los pensamientos sin descanso que pueden abrumarnos. Sin embargo, desafortunadamente, la diversión no dura para siempre y no soluciona los problemas subyacentes. Es solo una distracción a la que siempre regresamos.

 

Por supuesto, con la mentalidad correcta, la diversión no es algo malo, pero debe verse como un suplemento para la felicidad en lugar de un analgésico. La próxima vez que te estés divirtiendo, pregúntate si estás usando ese momento de diversión como una vía de escape.

 

La alegría, por otro lado, “es un estado de felicidad ininterrumpida”, afirma Mo. “Uso la palabra alegría libremente porque desafortunadamente la lengua no tiene un término que describa este estado con precisión. Paz interior, calma, quietud son términos aproximados. Quizá lo más certero sea una mezcla de todos ellos, pero por separado no recogen el verdadero significado”.

 

A menudo pensamos en la alegría como una emoción que experimentamos durante los momentos más importantes de la vida: cuando compramos nuestra primera casa, el día de nuestra boda o cuando nacen nuestros hijos, pero, como dice la profesora y escritora Brené Brown, la alegría "llega en determinados momentos, a menudo cotidianos. A veces nos perdemos los momentos de alegría porque estamos demasiado ocupados persiguiendo momentos extraordinarios". Es posible encontrar alegría en lo cotidiano, pero cómo describir el aroma de una rosa a alguien sin sentido del olfato, la verdadera alegría es algo que conoces cuando lo experimentas.

 

La alegría genuina es estar en armonía con la vida tal y como es

Mo Gawdat.

La alegría surge de una comprensión profunda de que la vida, "con sus engranajes en movimiento, siempre se comporta como siempre lo ha hecho y siempre lo hará". Todos encontramos baches en la vida, pero con una mentalidad alegre puedes esperar de manera realista las dificultades del camino. Comprender que la alegría se puede encontrar en los pequeños momentos, no solo en los grandes, es la clave para encontrarla.

 

...Descubre dónde reside la alegría y dale voz más allá del canto. Porque perderse la alegría es perderse todo

Robert Louis Stevenson

Alcanzar un estado de alegría pura no es fácil. Requiere compromiso y esfuerzo para trabajar la felicidad día tras día.

 

¿Quieres entrenar tus músculos de la felicidad?  Mo Gawdat, exdirector de negocios de Google [X] y autor de El algoritmo de la felicidad, y Rituals tienen el objetivo de lograr hacer felices a 1 millón de personas #1MillionHappy. Participa con nosotros en un viaje interactivo de 14 días que cambiará tu vida y te ayudará a encontrar una felicidad genuina y duradera. Apúntate al Reto de la Felicidad aquí.