5 trucos sencillos para vivir feliz en el presente

“Si siempre vas deprisa y corriendo de un momento a otro, ¿qué pasa con el momento que estás viviendo?”

 

Nuestras vidas son cada vez más ajetreadas y estresantes y saltamos de una cosa a otra sin parar. Rodeados de tal cantidad de emociones, es importante prestar atención a dónde tenemos la cabeza. Muchos viven en el pasado, arrepintiéndose de las cosas que hicieron o no hicieron. Vuelven a revivir eventos frustrantes o dolorosos, en un bucle infinito de sufrimiento. O viven en el futuro, ansiosos sobre lo que podría salir mal o esperando una vida mejor y más feliz, que alcanzarán cuando consigan esto o aquello. No podemos cambiar el pasado, solo podemos dejarlo ir. Como tampoco podemos prever el futuro ni las vueltas que da la vida, solo podemos vivir en el presente y concentrarnos en ese momento.

 

Parece sencillo, pero la capacidad para ser feliz en el presente a muchos nos resulta difícil. La felicidad, sin embargo, surge cuando estamos satisfechos con el momento actual. Si notas que la cabeza se aleja del presente, recurre a estos 5 trucos para volver a traerla al ahora.

 

Vive el momento presente. Es el único lugar donde ocurre la vida

Thích Nhất Hạnh

1. Limita tus preocupaciones

Hay una gran diferencia entre prepararse para algo y preocuparse por cosas que ni siquiera han ocurrido todavía. Evaluar los riesgos es algo inteligente, ser consciente y realista sobre los problemas que pueden derivar de una situación es útil. Este conocimiento te permite prepararte para cualquier eventualidad, ya sea en el día de tu boda, al dar una conferencia o al comprar una casa. Pero más allá de eso, todas las preocupaciones que repites sin parar en tu cabeza, las que te acosan hasta que se produce el evento y no te dejan pegar ojo por la noche, no merecen la pena. Si te has preparado correctamente, no tendrás problema y, si algo sale mal, estarás preparado para afrontarlo.

 

De nada sirve preocuparse por cosas que no han pasado y que puede que nunca pasen. Si empiezas a pensar en situaciones futuras, intenta devolver la mente al ahora. Presta atención a las hojas de los árboles, a las palabras que está usando tu amigo o a la música que oyes. Cualquier cosa que te ancle al presente sirve. 

 

2. Sonríe

Se ha demostrado que sonreír libera dopamina, que aumenta la sensación de felicidad, y serotonina, que reduce el estrés. Empieza el día con una sonrisa y te será más fácil ser feliz en el momento presente y a lo largo del día. Un estudio ha descubierto que sonreír, incluso durante momentos adversos, ayuda a reducir el ritmo cardíaco después de una situación de estrés.

 

3. Sigue adelante

Igual que pasa al preocuparse por el futuro, quedarse atascado en el pasado tampoco sirve de nada. Hay que aprender de los errores pasados, pero revivir esos momentos sin parar o pensar en lo que podrías haber hecho de manera distinta no es un uso productivo de tu tiempo. Si hay algo que puedas hacer ahora, en el presente, para mejorar la situación, hazlo. Pero, si no lo hay, aprende de tus errores y sigue adelante.

 

4. Céntrate en una tarea

En la sociedad actual, hacer mil cosas a la vez es lo que se espera de nosotros, pero, a menudo, cuantas más tareas intentemos hacer al mismo tiempo, menos posibilidades tenemos de hacer algo bien. La próxima vez que te notes intentando hacer muchas cosas a la vez, detente. Haz una lista de tareas y asígnales prioridades. Empieza con las tareas más urgentes y completa toda la lista, de una en una. Una vez hayas acabado todo, dedica unos instantes a identificar cómo te sientes.  Lo más probable es que te notes más sereno que si hubieras intentado hacer todas las tareas a la vez.

 

5. Respira hondo

Si tu mente no para de saltar de un pensamiento a otro, dedica unos instantes a alejar la atención de tu mente y centrarla en la respiración. A menudo, cuando estamos estresados, nuestra respiración se vuelve superficial y los hombros empiezan a subir y bajar con cada inhalación y exhalación. En vez de eso, respira profundamente para que los hombros se queden quietos mientras el vientre se infla como un globo. La respiración lenta y profunda calma la mente y también, con seis respiraciones por minuto, puede incluso reducir la presión arterial.

 

¿Quieres estar feliz todos los días? Mo Gawdat, exdirector de negocios de Google [X] y autor de El algoritmo de la felicidad, y Rituals tienen el objetivo de conseguir 1 millón de personas felices #1MillionHappy. Participa con nosotros en una masterclass interactiva de 14 días que cambiará tu vida y te ayudará a encontrar una felicidad genuina y duradera. Apúntate al Reto de la Felicidad aquí.

 

 

*Seleccione los subtítulos en el idioma que prefiera en la configuración del video de YouTube.