¿Un día largo? Relájate con esta rutina de yoga

La noche es un buen momento para hacer yoga. Una sesión nocturna relajante puede mejorar la calidad del sueño, protegerte del estrés y aliviar la tensión del cuerpo. Nuestra experta Deborah Quibell nos guía por una secuencia de posturas cercanas al suelo que te ayudarán a relajarte y crear espacio en la mente y el cuerpo, incluso después de un día de todo menos tranquilo.

 

Todos sabemos que es importante relajarse antes de acabar el día. Pero una dosis de redes sociales o un atracón de Netflix antes de dormir lo único que hacen es sabotear tu paz interior. ¿Has pensado en cambiar las pantallas a última hora de la tarde por una tranquila rutina de yoga?

 

Esta secuencia nocturna relajará el cuerpo y la mente a la perfección. Tras pasar por una serie de posturas cercanas al suelo, acabarás el día centrado y en calma.

 

 

Deborah Quibell

Escritora profesional, sanadora y profesora, Deborah Anne Quibell defiende apasionadamente el poder de la respiración, respaldada por los resultados de investigaciones académicas en los campos del yoga y la espiritualidad. Instructora experimentada del d Institute for Inner Studies, tiene un doctorado en psicología profunda y enseña curación pránica, además de yoga y meditación tanto en estudios, como empresas y medios on line.