Enamórate del otoño con esta ensalada de calabaza de temporada y kale

Con la llegada del otoño, los días se hacen más cortos y las temperaturas, más frías. Es el momento perfecto para saborear las verduras de temporada. Esta ensalada te aportará grandes dosis de alegría: es fresca, sabrosa y muy rápida de preparar. Y no es broma: la calabaza puede mejorar el estado de ánimo. Este ingrediente naranja contiene triptófano, una sustancia que ayuda al cuerpo a producir la hormona serotonina. Y la serotonina regula el estado de ánimo de forma natural, para que te sientas más feliz, más tranquilo y más concentrado.

Ensalada de calabaza y kale

 

Receta para 4 personas

Preparación: 20 minutos

 

INGREDIENTES

  • 1/2 calabaza en rodajas
  • 60 g de kale
  • 240 g de champiñones
  • 30 g de nueces
  • 30 ml de aceite de oliva
  • 1 cucharada de romero
  • 8 ml de zumo de limón
  • Sal
  • Pimienta

 

PREPARACIÓN

  • Echa el aceite de oliva sobre la calabaza en rodajas y ásalas por ambos lados hasta que tengan un bonito borde marrón. Escurre el exceso de aceite y reserva para más tarde.
  • Limpia los champiñones, córtalos en rodajas y ásalos.
  • Espolvorea tomillo, sal marina y pimienta sobre la calabaza. Mételo en el horno a 175 °C durante unos 10 minutos. Déjalo dentro hasta que esté tibio.
  • Coloca 5 rodajas de calabaza en cada plato.
  • Mezcla el aceite de oliva sobrante de la calabaza al horno con el jugo de limón, la sal marina y la pimienta.
  • Mezcla el aderezo con el kale y échalo sobre la calabaza.

Reparte los champiñones y las nueces sobre la ensalada.

 

¡Que aproveche!

Renaud Goigoux

Renaud Goigoux

Renaud Goigoux es el jefe de cocina del Rouhi, en Ámsterdam, un nuevo restaurante en colaboración con la tienda insignia: House of Rituals. Renaud, que anteriormente trabajó en las cocinas del RIJKS® y el Breda, siente pasión por la comida, la sostenibilidad y la salud. Los alimentos de temporada son el centro de su cocina, que combina de manera sencilla para ofrecer todo un espectáculo culinario. En su tiempo libre, a Renaud le gusta alejarse de la ciudad y acercarse a la naturaleza, donde pasa el tiempo buscando comida para el restaurante.