Día 3 - Cómo ser feliz cada día

Hoy, Mo nos habla sobre el impacto de la negatividad en el mundo y sobre cómo podemos ser más felices adoptando pequeños hábitos, además de descubrir cómo crear un día positivo.

 

Día 3 Artículo: Consejos de Mo Gawdat para tener un día positivo 

Estos sencillos pasos aportarán alegría a tu día, desde que te levantas hasta que te acuestas. 

 

Primero, mira cómo te sientes  

“En vez de coger el móvil en cuanto abras los ojos, aprovecha esos momentos para ver cómo te encuentras. Escucha tus pensamientos y preocupaciones y realiza un escáner corporal completo para ver cómo notas físicamente el cuerpo y si te duele algo”, recomienda Mo Gawdat.  

 

Estira 

“Cuando te levantes de la cama estira durante unos instantes. Esto no es bueno solo para el cuerpo, sino que también te permite estirar la mente y reflexionar sobre el día que tienes por delante y lo que necesitas hacer”. 

 

Un café mindful 

“Al preparar tu café de la mañana, tómate tu tiempo. Saborea cada paso y disfruta del proceso. Bébelo despacio y disfruta del silencio y la calma”. 

 

Programa momentos importantes 

“Antes de sumergirte en tu día, consulta tu agenda. Asegúrate de haber reservado tiempo para las cosas que te importan y te hacen feliz al menos una vez a la semana, como tomarte un café con un amigo. Anótalas en el calendario, igual que harías con una reunión de trabajo. Prioriza tu felicidad de la misma manera que priorizas la productividad”. 

 

Pequeños momentos de compasión 

“A veces los momentos más pequeños e inconsecuentes son los que más alegría aportan al mundo que te rodea. Sujeta la puerta a alguien, sonríe a una persona en el supermercado y reparte un poco de positividad a tu alrededor”. 

 

Haz las cosas de manera feliz 

“Hay una manera formal de hacer las cosas y otra manera feliz. Siempre que puedas, haz las cosas de manera feliz. Ten la reunión caminando al sol, disfruta de la pausa de la comida lejos de tu ordenador o charla un poco con el camarero que te sirve el café”.  

 

Evita las malas noticias 

Para sentirme feliz al final del día, hago algo que me aporte una sensación de positividad. En mi caso, veo algo de mi humorista favorito, Michael McIntyre. Pero también puedes pasar tiempo con tu pareja, tus hijos, tus mascotas… Termina el día con algo que te aporte alegría”. 

 

Practica la gratitud 

“Antes de irte a la cama, reflexiona sobre el día que has tenido y apunta los mejores momentos en tu diario de gratitud. Incluso las cosas más pequeñas pueden tener un impacto importante en la manera en que nos sentimos. También es una herramienta muy útil para los días en que no te sientes del todo bien. Ojéalo para recordar las cosas que en el pasado te han aportado alegría”. 

 

Día 3 Tarea: Una lista de cosas buenas 

Ya tienes tu diario de gratitud. Ahora toca añadirle otro elemento: la lista de cosas buenas. Al final de cada día, escribe algo negativo que haya sucedido o te preocupe. Después de sentarte con ello durante unos instantes, encuentra un aspecto positivo. “Me gusta la comida china porque combina lo dulce con lo amargo. Con la vida pasa lo mismo: necesitamos encontrar algo por lo que estar agradecidos dentro de lo negativo”, explica Mo Gawdat, embajador de la felicidad de Rituals. Por ejemplo, si tu tren vuelve a venir con retraso, busca las ventajas del viaje que haces al trabajo. Puede ser ahorrarte caminar bajo la lluvia, tener tiempo para descubrir nuevos podcast o disfrutar de un libro que te gusta. 

 

Haz clic aquí para empezar la lección 4, en la que Mo nos enseña a usar la tecnología para atraer más alegría y positividad.