7 consejos para evitar estresarte estas Navidades

Muchos tenemos ganas de que lleguen las Navidades, una época cargada de alegría y felicidad pero lo cierto es que también puede ser una época estresante. Terminar todo el trabajo antes de las vacaciones, un calendario social lleno, comprar regalos para todos, recibir a la familia o visitar a los parientes puede pasar factura. Todos queremos unas Navidades llenas de amor, pero a veces pueden conllevar también frustraciones, estrés y nervios. Si llega un momento en el que lo que te rodea te parece demasiado, no te preocupes. Te ofrecemos 7 consejos para ayudarte a disfrutar de las fiestas con calma.

Haz listas

Hasta Papá Noel recurre a las listas para sobrevivir a las Navidades. Ten un cuaderno y un boli al lado de la cama. Escribe listas con las cosas que necesitas hacer y comprar y no esperes demasiado para ponerte a ello. Empieza pronto para ir con más calma. Si te cuesta dormir durante las Navidades porque no paras de darle vueltas a todo lo que tienes que recordar, ten a mano un cuaderno para escribirlo. Así puedes sacarte esas cosas de la cabeza y podrás dormir sin temor a olvidarte de algo importante.

 

Usa la parte posterior del cuaderno como diario para las Navidades. Escribir tus ideas, lo que tienes que hacer o lo que sientes, te ayuda a mirar las cosas con otros ojos. Escribir un diario es una buena manera de darte cuenta de qué te preocupa y de establecer prioridades. Además, varios estudios han demostrado que reduce el estrés y ayuda a resolver problemas.

 

Di “No”

Durante las Navidades tendemos a querer decir que sí a todos y a todo. Es una época de generosidad y por eso tendemos a ayudar más a los demás y a intentar ir a todas las fiestas y eventos. Hay siempre una parte de nosotros que no quiere perderse nada pero, por otro lado, también hay cosas que tenemos que hacer incluso aunque no queramos (Así es la vida). Pero eso no significa que tengas que decir que sí a todos y a todo. Encontrar el poder para decir “no” te devolverá algo de control y evitará que acabes exhausta. Aunque sea no hacer nada, darte un baño e irte a la cama pronto, es importante encontrar momentos para cuidarte durante esta época tan ajetreada.

 

Al rechazar una invitación, hazlo con honestidad y amabilidad. Infórmales de que no puedes ir pero sugiere una fecha alternativa para el año nuevo, cuando tendrás más tiempo y podrás dedicarles toda tu atención. Así todos ganáis.

 

Respeta el espacio de las personas

Igual que tenemos que decir “no” para darnos espacio, tenemos que recordar que los demás también necesitan espacio. Durante las Navidades acabamos pasando mucho tiempo con familia y amigos y es importante respetar los límites de cada uno. Si alguien quiere dar un paseo en solitario o pasar una tarde leyendo un libro, no pasa nada. La época navideña puede ser muy intensa, pero respetar el espacio de cada uno significa que cuando os reunáis en torno a la mesa para cenar o para jugar disfrutaréis aún más del momento.

 

Practica la gratitud

Durante las Navidades es fácil caer en la envidia, quizá de la gran familia de un compañero o de la capacidad de un amigo para permitirse regalos de lujo. Por eso estas fechas son el momento ideal para practicar la gratitud, para pensar en las maravillosas experiencias que hemos tenido y en la gente y las cosas que disfrutamos en nuestra vida. Escucha esta meditación de gratitu durante las Navidades para asentarte en el momento y dar las gracias por todo lo que tienes en tu vida.

 

No busques la perfección

La perfección es el enemigo de lo bueno. Todos podemos aspirar a unas Navidades perfectas pero eso supone añadir demasiada presión y expectativas a ti, a tu familia y a tus amigos. En agosto, nuestro embajador de la felicidad Mo Gawdat nos reveló su sencilla fórmula para alcanzar la verdadera felicidad. Estamos felices cuando nuestras expectativas concuerdan con la realidad de los eventos. Si el evento supera tus expectativas, serás todavía más feliz. No significa que no haya que intentar tener unas Navidades agradables, pero no te pierdas en los detalles ni te vengas abajo si algo no sale según lo planeado.

 

Cuida tus reacciones

No podemos controlar lo que otras personas hacen, pero sí que podemos controlar nuestras reacciones. Date un tiempo para asimilarlo. Si notas que te estresas a causa de lo que hace alguien, respira hondo antes de reaccionar. Tú tienes el control y la capacidad de elegir.

 

Recuerda el significado de la Navidad

Las Navidades son una época para pasar tiempo con tus seres queridos, para cuidarse y cuidarlos. Ese año, trata de disfrutar de las Navidades de una manera más consciente. 2020 ha sido un año complicado y muchos hemos pasado tiempo sin poder abrazar a nuestra familia y nuestros amigos. Si esta temporada les ves, vuelve a conectar con ellos con alma. Cocinad, jugad, comed y reíd juntos, haced cosas que nutran el alma y que te llenen de amor y te preparen para el año que viene.