Por qué desear algo puede mejorar tu vida y cómo se hace alrededor del mundo

Nuestros deseos y anhelos más profundos están conectados a nuestros corazones. Pero los deseos necesitan nuestra atención y compromiso para hacerse realidad. En un mundo fuera de control, en el que la incertidumbre es protagonista, la acción de “pedir deseos” se vuelve cada vez más poderosa. Pero, ¿por qué dejar nuestros deseos al azar?

 

PIDE UN DESEO

Comienza en la infancia, donde se nos anima a celebrar cada una de nuestras dulces tradiciones pidiendo un deseo, como cuando apagamos las velas de nues- tro pastel de cumpleaños, o lanzamos una moneda a la fuente de los deseos, o pedimos un deseo cuando vemos una estrella fugaz, o soplamos con fuerza un diente de león, o incluso una pestaña. El factor común entre estas tradiciones es la creencia en algo mágico, una parte muy especial de la infancia.

 

A medida que crecemos, empezamos a tomarnos nuestros deseos más en serio, deseamos por ejemplo la paz mundial, o ser felices... Pero nuestros deseos no tienen por qué ser conceptos abstractos e inalcanzables, pueden empezar siendo pequeños y crecer cuando los soltamos al mundo. Todo comienza en nosotros mismos.

 

Nuestros actos personales, como ser bondadosos sin esperar nada a cambio, ser respetuosos y cuidar el medio ambiente, ayuda a hacer realidad nuestros deseos. También podemos regalar nuestros buenos deseos a los demás como una muestra genuina de apoyo. Di “Te deseo lo mejor”, y dilo en serio. Se trata de “ser el cambio que deseamos ver en el mundo”, como lo expresó Gandhi tan sabiamente.

 

 

DESEO VS. ARREPENTIMIENTO

¿Qué significa desear? La mayoría de las veces es solo una expresión. A nivel personal, nuestros deseos son usualmente cosas simples que nosotros mismos podemos cambiar: “desearía tener más tiempo libre”, “desearía poder seguir mis sueños”, y las famosas frases de remordimiento antes de morir, como “desearía haber tenido el coraje de vivir la vida que realmente quería, no la que los demás esperaban”,“desearía no haber trabajado tanto”, etc. No siempre es fácil cambiar nuestras vidas, porque otras personas dependen de nosotros, hay cuentas por pagar y responsabilidades de las que no podemos escapar.

 

VIVIENDO TU MEJOR VIDA

Es importante tener presente que si no actuamos según nuestros deseos, fácilmente pueden convertirse en remordimientos. Si deseamos tener más tiempo, tenemos que ser conscientes de que necesitamos dedicar tiempo a actividades más significativas. Si creemos que no estamos siendo fieles a nosotros mismos, tenemos que mirar hacia adentro y descubrir qué (o quién) es lo que nos está impidiendo sentirnos plenos. A veces la respuesta es simplemente priorizar el tiempo de calidad.

 

FORMAS DE DESEAR

Las diferentes culturas y religiones tienen varias formas de hacer realidad sus esperanzas y sueños. Lo que tienen en común es la idea de focalizarse en lo que quieren y dar el primer paso para hacerlo realidad.

 

  • La oración es la manera cristiana de pedir directamente a tu dios que cumpla tus deseos. Puedes rezar en voz alta, arrodillarte en la iglesia o mientras vas en bicicleta.

  • Durante el festival Tanabata de Japón, que celebra el amor, escribes tus deseos en pequeños trozos de papel y los cuelgas en árboles de bambú, acompañados de ofrendas y decoraciones.

  • El festival hindú anual de la alegría Maha Shivaratri rinde homenaje a Shiva, quien está de tan buen humor ese día que te concederá cualquier deseo, siempre y cuando solo comas fruta, bebas leche o agua y trasnoches cantando sus mantras. (Si quieres ir al festival se celebra el 4/3/2019).

  • La meditación enfocada en deseos es como plantar una semilla. Lleva el deseo al frente de nuestra conciencia, haciéndolo más presente cada vez para convertirlo en una realidad.

 

Vivir la vida que quieres no es un imposible. Empieza a actuar según tus deseos y deja las quejas de lado; descubre qué quieres y ve a por ello ahora.

 

 

BOLAS TEMARI JAPONESAS

Una expresión del arte tradicional japonés, estas preciosas bolas decorativas a menudo se regalan a los niños el día de Año Nuevo, por lo que a veces reciben el nombre de “bolas del amor de madre”. Originalmente elaboradas con telas de antiguos kimonos, hoy en día se fabrican normalmente con hilos de colores. Lo que no ha cambiado es el significado: siguen mostrando el deseo de que el destinatario tenga una vida feliz.

 

PAPEL DE DESEOS DEL TÍBET

Un hombre lanza al aire papeles con deseos y oraciones en el Tíbet para celebrar Losar, el Año Nuevo tibetano, y pedir bienestar y buena suerte. Estos papeles se llaman normalmente lungta, que significa “caballo de viento”. Puede que pida algo para él mismo, para sus seres queridos o para el mundo entero. Escribir tus deseos y sueños en estos papeles es una manera muy bonita de echar a volar (literalmente) tus anhelos, lanzarlos al mundo para que se conviertan en realidad.

 

 

SAI SIN RITUAL FROM THAILAND

Los monjes budistas ofrecen el hilo bendito Sai Sin a los visitantes que desean salud, protección y buena suerte. El hilo es normalmente blanco, para representar la pureza. Los budistas creen que el poder de Buda se puede experimentar a través de estatuas y otras imágenes de Buda. Antes de cortar el hilo en trozos más pequeños con los que se elaborarán pulseras, los monjes las bendicen en un ritual especial. El hilo se usa para envolver una estatua de Buda, se pasa por las manos de los monjes que cantan y a veces se envuelve alrededor de las cabezas y las manos de los que rezan, manteniendo siempre una conexión con el Buda y los monjes. Para recibir todos los poderes de protección del hilo, déjate puesta la pulsera durante al menos tres días y al quitártela desátala en vez de cortarla.