Los 5 consejos de cuidado masculino que todo hombre debería saber

Cuando los ingleses hablan de “grooming”, se refieren a algo más que afeitar la poca barba que puedas tener por la mañana al levantarte. Aquí os dejamos con los cinco mejores consejos de belleza masculina para cuidar tu cuerpo y aumentar la confianza en ti mismo.

 

Lávarse la cara

Es bastante sorprendente pero lavamos nuestro cuerpo en la ducha y le prestamos poca atención a nuestro rostro. El primer consejo es no utilizar el mismo jabón para el cuerpo que para la cara. Realmente, la piel de tu rostro tiene diferentes necesidades a las del resto de tu cuerpo, así que es importante buscar un limpiador facial apropiado y específico para esta zona del cuerpo.

 

Mantén tus labios hidratados

Sí, esto es un mensaje directo para tus labios. Nosotros creemos que los bálsamos de labios y otros productos de cuidado labial, no son solo para mujeres. Es totalmente normal tener preparada una barra de protector labial en el bolsillo para aplicarla en tus labios, sobre todo en invierno. Confía en nosotros, es una maravilla.

 

Cuida tu pelo

Igual que el cuidado de tus labios, el uso de productos adecuados para el cuidado capilar no es algo exclusivo para mujeres. Puedes utilizar, de vez en cuando, un acondicionador que mantenga tu cabello en plena forma. ¿Crees que tu pelo está seco? Consejo: deberías usar productos que no lleven alcohol.

 

El aroma

Este consejo te lo puedes tomar positiva o negativamente, como tú quieras. Lo que está claro es que nunca, y eso quiere decir nunca, puedes salir de casa sin haberte puesto desodorante. No importa si sales por la puerta de casa corriendo con el desayuno en la mano o si estás en el autobús durante tres horas: siempre es necesario aplicar un desodorante en tus axilas. También es importante que descubras el aroma que mejor vaya contigo. No a todo el mundo le sienta igual la misma fragancia. Esto serviría también en el caso de los perfumes o colonias

 

Mírate, mírate...

Antes de salir corriendo, mírate rápidamente en el espejo. Si quieres tener un gran día, ayudaría que tu pelo estuviera en el lugar correcto y que, por ejemplo, no pareciera que te has dejado media cara mientras te has afeitado esta mañana. O peor todavía: descubrir que las prendas de tu modelito de hoy no pegan nada. Más vale prevenir que curar, ¿no?