Todos los cuerpos son bonitos: siéntete bien con el tuyo

Igual que nuestras mentes y cuerpos son maravillosos y únicos, cada uno a su manera, “estar a gusto en tu cuerpo” probablemente signifique cosas diferentes para cada uno de nosotros. Para algunos, puede ser un sentimiento físico de amor y energía, mientras que para otros puede estar más estrechamente relacionado con el bienestar mental y con una fuerte conexión entre la mente, el cuerpo y el alma. Para Astrid Longhurst, el secreto es lograr un equilibrio entre todos esos elementos, centrándonos en ser genuinos.

 

“La verdadera confianza en el cuerpo se consigue al ser tu yo más auténtico, vivir la vida según tus valores y ser dueño de tu felicidad”, explica. “Se trata de respetar y aceptar quién eres y no permitir que tu peso, tamaño, forma, edad o cualquier otra cosa te definan”.

 

Aunque nuestra percepción del cuerpo varía, un estudio de 2016 del doctor David Frederick, investigador y profesor de Psicología en la Chapman University, concluyó lo siguiente: “Nuestros hallazgos demuestran que las sensaciones de hombres y mujeres sobre su peso y apariencia juegan un papel importante en lo satisfechos que están con sus vidas en general”.

 

El hecho de que los problemas con la imagen corporal, la autoestima y nuestra felicidad en general estén tan estrechamente relacionados no es una sorpresa para la escritora y coach de maduración Nicky Clinch. “Vivimos en un mundo que nos dice constantemente que necesitamos ser mejores. Las redes sociales, Internet, la publicidad: dondequiera que miremos, recibimos el mensaje de que debemos ser más felices, más brillantes y más guapos”, explica. “Estamos condicionados a sentir que no somos suficiente. Solo nos sentimos más seguros cuando logramos comenzar a desconectar de esa mentalidad y conectar completamente con nuestro cuerpo”.

 

¿Quieres sentirte mejor contigo mismo y con tu cuerpo? Prueba estos cinco trucos, recomendados por los expertos que los usan.

 

 

  1. Afirmaciones diarias

“Me parece que las afirmaciones diarias son muy útiles”, afirma Amy Crumpton, experta en técnicas de programación mental neurolingüística y positividad. “Investiga algunas y quédate con las que te funcionen a ti. Pueden centrarse en cosas que ya son verdad y también en cosas que quieres que lo sean. Estas son algunas de mis favoritas: ‘Soy perfecto tal como soy’ o ‘Mi cuerpo me permite hacer cosas increíbles todos los días’”.

 

“Recomiendo crear una lista de 20 afirmaciones. Una vez la tengas preparada, elige dos o tres cada día y repítetelas. Puede resultarte útil decirlas en voz alta, frente a un espejo, o quizás escribirlas”.

 

  1. Limita las redes sociales

Son una parte importante de nuestra vida, pero varios estudios sugieren que las redes sociales pueden conllevar una baja autoestima. “Una herramienta muy útil que recomiendo a todo el mundo para aumentar la confianza en su cuerpo es dejar de mirar las redes una y otra vez”, dice Crumpton. “Coger el teléfono a primera hora de la mañana y empezar a mirar las redes sociales casi sin pensar, absorbiéndolo todo sin estar despierto todavía, es muy fácil.

 

“En su lugar, es mejor que, cuando te despiertes, hagas un esfuerzo consciente para decidir el tipo de día que quieres tener y recuérdalo antes de abrir las redes sociales. Te ayudará a protegerte frente a elementos nocivos”.

 

¿Te cuesta desconectar? Prueba estos consejos para hacer un detox digital.

 

  1. Escribir un diario

Tanto si lo de llevar un diario es algo nuevo como si eres experto en la escritura mindful, plasmar en un papel los sentimientos que tienes sobre tu aspecto es muy positivo. “Escribirlo todo es una rutina diaria que me ha cambiado la vida”, dice Ali McDowell, activista de salud mental y cofundadora de The Positive Planner. “El simple hecho de coger un boli y usarlo durante cinco minutos al día puede cambiar tu perspectiva de las cosas y fomentar un pensamiento creativo para los aspectos más difíciles de la vida”.

 

  1. Un lenguaje positivo

Tanto Crumpton como Longhurst destacan el poder de las palabras y el impacto positivo que el lenguaje consciente puede tener en lo que pensamos sobre nuestro cuerpo. “Las palabras son las arquitectas de nuestras vidas y, a la hora de sentirnos seguros y felices con nuestro cuerpo, son fundamentales”, dice Longhurst.

 

“Elegir un lenguaje transformador, como fuerte, poderoso, lleno de energía, sano, logrará que veamos nuestros cuerpos de esta manera”, añade Crumpton. “Escribo esta línea en mi diario casi cada día: ‘Estoy muy feliz y agradecida por mi cuerpo en forma, fuerte y sano’”.

 

  1. Meditación

La meditación es una manera maravillosa de ayudar a inculcar una mayor confianza en el cuerpo,” afirma Longhurst. “La puedes combinar con unos movimientos y mantras suaves y con significado, para que todo el cuerpo participe, y no solo la mente”.

 

¿Te sientes inseguro respecto a ciertas zonas? Longhurst recomienda acercarse a esos sentimientos para crear una conexión nueva y más positiva. “Si quieres sentirte más seguro de la imagen de tus brazos, por ejemplo, cierra los ojos y respira profundamente unas cuantas veces, fundiéndote con tus músculos”, nos dice.

 

“Levanta los brazos como si llevaras una burbuja de luz: llévalos hacia el corazón mientras inhalas, y luego bájalos hacia el abdomen mientras exhalas. Repite este movimiento suave mientras te repites para ti: ‘Tengo unos brazos fuertes, capaces y amables, y abrazo mi vida con calma y alegría’. Esta sencilla meditación de movimiento ayuda a forjar una mayor conexión con el cuerpo, el corazón, la mente y el espíritu”.

 

¿Quieres seguir explorando la meditación? Empieza con esta relajante práctica to boost feelings of happiness and positivity.