Día 5: Cómo usar el mindfulness para hacer frente a las grandes preocupaciones vitales

El mindfulness te ayuda a superar las épocas difíciles, desde gestionar la incertidumbre y la soledad hasta la insatisfacción con la vida. Te explicamos cómo

 

En el vídeo de hoy de “Mindfulness para la vida moderna”, Ruby reflexiona sobre las realidades de la vida con nuestra directora creativa, Dagmar Brusse, y sobre cómo el mindfulness puede ayudarnos a ir por un camino más tranquilo.   

 

LA LECTURA DE HOY: Cómo el mindfulness te ayuda a ver las cosas con perspectiva 

¡Ya hemos llegado al último día de esta masterclass de mindfulness! Hasta ahora, hemos visto cómo el mindfulness te ayuda a gestionar los grandes episodios de estrés. Pero también nos ayuda a procesar esas grandes preocupaciones que nos quitan el sueño. Cuando practicar mindfulness se convierta en algo natural durante breves momentos diarios, el siguiente paso es reflexionar en mayor profundidad acerca de tu yo más personal y emplear el mindfulness para cuestionarte tus creencias más arraigadas. 

 

“El conocimiento es clave. A través del mindfulness, aprendes más cosas sobre ti mismo: qué te afecta más, cómo sueles reaccionar y tu tendencia a la autocompasión. No vale con decir que ‘tú eres así’”, afirma Ruby Wax, nuestra embajadora de mindfulness. “Vas a aprender a decir ‘así es como soy desde que nací, no es culpa mía. Mis padres me educaron así, mi pasado me hizo así, pero todo está perdonado’”. 

 

Durante la pandemia, la que posiblemente ha sido la mayor preocupación de todo el mundo durante mucho tiempo, Ruby estudió cómo respondían las personas ante la adversidad y por qué tanta gente lo pasó tan mal. “No estábamos preparados. De repente tuvimos que hacer frente a lo que llamo las ‘Seis grandes preocupaciones’: emociones difíciles, incertidumbre, soledad, cambio, insatisfacción y muerte. Deberían habernos enseñado cómo lidiar con ellas de pequeños, pero tendemos a esquivar todo lo que sea desagradable y doloroso, sin darnos cuenta de que, cuando llamen a la puerta, no sabremos qué hacer”. Durante la pandemia, quedó muy patente, por desgracia. De repente teníamos que hacer frente a las ‘Seis grandes preocupaciones’ a la vez y, durante el primer año de la pandemia, la La Organización Mundial de la Salud informó de un aumento global del 25 % de la ansiedad y la depresión. Encontrar una manera de gestionar las emociones cuando ocurre algo importante es una herramienta básica para la vida.  

 

“Si sabes cómo mantener los pies en la tierra con técnicas de mindfulness, todo cambia”, afirma Ruby. “Los problemas no van a desaparecer, eso no lo puedes controlar, pero sí que puedes calmar el cerebro para hacer frente a la realidad de una manera mucho más útil. Se trata de darse cuenta de cuándo puedes hacer algo y cuándo no”.

 

Mindfulness para fomentar la compasión hacia uno mismo 

Aunque las “Seis grandes preocupaciones” son inevitables, mostrar un poco de compasión hacia uno mismo puede ayudarnos mucho en los momentos de reflexión.  “Al sentir compasión, tu corazón se abre y liberas una hormona llamada oxitocina, la hormona del amor,” explica Ruby. Al reaccionar desde el amor, la bondad y la compasión, podemos acabar con los pensamientos negativos y el resultado siempre será más positivo que reaccionar desde el miedo, el enfado o el resentimiento.  

 

A la mayoría de las personas nos cuesta decirnos cosas amables a nosotros mismos. Ruby recomienda empezar a practicar la compasión diciendo cosas bonitas a las personas a las que quieres, con cosas tan sencillas como decirle a tu abuela que esperas que sea feliz o mirar a tu gato y enumerar todos los motivos por los que te gusta tenerle en tu vida. “Transmitir amor a los demás nos permite abrir nuestros corazones a la idea de ser compasivos con nosotros mismos. Notarás una gran sensación de generosidad por todo el cuerpo”, afirma Ruby Wax. Una vez que te acostumbres a pensar en las cosas positivas de los demás y te notes más abierto, da la vuelta a la situación y empieza a decir esas cosas sobre ti mismo.  

 

La clave del mindfulness es la repetición. La compasión hacia uno mismo puede costar al principio, pero si persistes, verás que puedes entrenar la alegría. “Muchos de nosotros estamos muy acostumbrados al enfado, el resentimiento, la envidia o los pensamientos negativos del tipo ‘no soy lo suficientemente bueno’”, afirma Ruby. “A no ser que seas compasivo o cariñoso por naturaleza, necesitas entrenarte”. 

 

Practicar distintos aspectos del mindfulness cada día te ayudará a afrontar los desafíos de la vida, ya sean los nervios antes de una presentación o las horas de insomnio por algo que te preocupa.  

LA TAREA DE HOY: El mindfulness y la incertidumbre 

El futuro está fuera de nuestro control y la mayoría de las personas sufren al enfrentarse a la incertidumbre. Pero, si no hubiera incertidumbre, no habría sorpresas. No se trata de no hacer planes (porque sin ellos no hay progreso), pero este ejercicio te ayudará a darte cuenta de que la incertidumbre es normal y de que la sufres desde hace mucho tiempo. 

  

Escribe en un cuaderno acerca de una época de tu vida en la que te viste en una encrucijada. A continuación, piensa en estas situaciones y lo que pensabas que pasaría a continuación: 

  

* Al terminar el colegio 

* Cuando conseguiste tu primer trabajo 

* Cuando te casaste o te mudaste con tu pareja 

* Después de tener hijos (si los tienes) 

* Cuando acabó el confinamiento 

  

Ahora, escribe a su lado lo que realmente sucedió. Este ejercicio te ayudará a darte cuenta de que lidiar con la incertidumbre se te da mejor de lo que piensas. 

    

¡Enhorabuena! Has completado la masterclass Mindfulness para la vida moderna con Ruby Wax. Esperamos que hayas aprendido trucos útiles para estresarte menos y mantener la calma independientemente de lo que te depare la vida. ¿Quieres explorar otras masterclasses? Haz clic aquí para ver todos los programas gratuitos que te ofrecemos.