Cómo convertirte en la mejor versión de ti mismo

¿Cómo convertirte en la mejor versión de ti mismo? Tener una actitud positiva e introducir unos cambios sencillos y pequeños ya supone un buen inicio. Vive el momento y disfruta de todo lo que te ofrece la vida. Te ofrecemos unos consejos para mantener una actitud positiva y vivir una vida con más alma

 

Muestra una actitud positiva y logra resultados positivos

La mayoría de las personas son más felices cuando tienen una relación de pareja, un trabajo satisfactorio y un buen sueldo. Sin embargo, ninguno de estos puntos es imprescindible para alcanzar la verdadera felicidad. Personas de todo el mundo y de todos los ámbitos sociales dicen ser felices, incluso sin disponer de estas tres cosas. ¿Cómo es esto posible? La respuesta es bastante sencilla: las personas felices tienen una cosa en común, a saber, su actitud positiva. ¿Cómo lo consiguen? Viviendo en el momento siempre que sea posible, aceptando el cambio, atreviéndose a tomar riesgos y siendo agradecidos. Si apuestas también por esta actitud, notarás cómo tu vida mejora casi de inmediato.

 

Ponte en forma mientras te diviertes

Un mejor humor, más energía, un sueño más placentero y una mejora del sistema inmunitario — sudar no te reporta más que beneficios. Aunque muchos de nosotros estemos demasiado cansados para pensar en ir al gimnasio tras un largo día trabajando, afortunadamente nos movemos mucho sin ni siquiera darnos cuenta. Caminar al trabajo, hacer la compra, jugar con los niños... quizás no creas que haces deporte, pero tu cuerpo está moviéndose sin parar. Intenta dar un paseo más largo y tranquilo hacia el trabajo; harás ejercicio mientras disfrutas de un entorno totalmente nuevo.

 

Una meditación sencilla que no rompe ningún esquema

La meditación es una de las primeras cosas que nos saltamos cuando vamos justos de tiempo. Y eso es una pena, porque la meditación, en cualquiera de sus modalidades, aporta muchos beneficios. Influye de un modo positivo en tu salud, mejora tu concentración, reduce el estrés y aumenta tu autoestima. La meditación te ayuda a vivir en el aquí y el ahora y a ver las cosas como realmente son. Dedica cada día un tiempo para meditar, incluso si solo es durante 10, 5 o incluso 2 minutos. ¡Puedes aprovechar incluso el momento de cepillarte los dientes para meditar!

 

Ordena tu vida y mejora tu ánimo

Vivimos en un mundo muy ajetreado y, por eso, es especialmente importante que nuestro hogar sea el lugar en el que nuestro espíritu encuentra la paz. Uno de los modos de lograrlo es deshaciéndote de todas aquellas cosas que no te hacen falta y llenan tu hogar. En su libro Spark Joy, la experta en organización Marie Kondo describe su método especial de ordenar. Agarrando cada artículo y preguntándote, “¿esto me hace más feliz?”, es más fácil decidir si debes guardar o tirar algo. Para más información y consejos sobre cómo ordenar tu hogar, consulta aquí nuestro artículo. 


Abraza lo que te gusta

Nuestras vidas están llenas de obligaciones y, por eso, es importante que reservemos tiempo para hacer aquello que realmente nos gusta, puesto que eso no solo te hace sentir más feliz, sino que también mejora tu salud y productividad. Si haces algo que te gusta, tendrás más energía y tus obligaciones de ese día serán más llevaderas. Elabora una lista de actividades que te gustan y reserva tiempo para las mismas. Notarás que el mero hecho de planificarlas ya te hace sentir más feliz.

 

Your body, your soul, your rituals…

Hay rituales diarios para todos los gustos y sabores. Nos aportan energía, nos ayudan a vivir de un modo más consciente e incluso estimulan nuestra creatividad. Ofrecen un momento de paz en el caos del quehacer diario, algo que beneficia al cuerpo y al espíritu. Tras una semana ajetreada, es estupendo poder practicar algo de yoga o transformar tu cuarto de baño en tu propio spa en casa. Los rituales nos aportan estabilidad y nos mantienen en equilibrio — nos ayudan a permanecer con los pies en tierra en un mundo que está en constante movimiento.


Lo único que tienes que hacer es intentarlo. Si sigues los consejos que te acabamos de dar, notarás que te sientes mucho más positivo y más capaz de disfrutar de los pequeños momentos de felicidad que te ofrece la vida.