Acaba con el frío con cálidas recetas para este invierno

Con la llegada del invierno y con la primavera y el verano a lo que parece siglos de distancia, seguro que necesitas un poco de luz y calor. Si quieres una buena manera de superar los oscuros días de enero, la palabra clave es “equilibrio”. Según la filosofía taoísta, los chinos creían que el equilibrio entre el yin y el yang en el cuerpo, un concepto que defiende que todo el universo contiene dos fuerzas opuestas pero complementarias, se puede alcanzar ingiriendo los alimentos correctos. Y es que hay pocas maneras mejores para lograr el equilibrio y superar las bajas temperaturas y las manos heladas que con agradables cenas en casa con tus seres queridos. Sigue leyendo para descubrir las recetas de Mirjam Leslie-Pringle, nuestra experta en alimentación.

 

1. Un superbol de quinoa y batata

También podemos cocinar y preparar los alimentos siguiendo la filosofía del yin y el yang y el horno pertenece sin duda a la categoría yang. Con calabacín a la plancha, batata al horno y un delicioso aliño agridulce de inspiración asiática, este cálido bol te aportará energía para los días más fríos y oscuros.

 

2. Curry de verduras asadas

Otro plato ideal para entrar en calor desde el interior es el curry de berenjena y garbanzos. Cocina la berenjena al vapor, saltea los pimientos, el jengibre y el ajo (deliciosos ingredientes yang) y aporta un toque de equilibrio al plato con pan naan, yogurt o cilantro.

 

3. Masala de coliflor y batata

En la cocina hindú, el antiguo concepto de ayurveda cree que las especias calientan y enfrían el cuerpo, de manera similar a la teoría del yin y el yang sobre comer alimentos fríos o calientes para equilibrar el cuerpo. Este masala de coliflor y batata contiene verduras y especias que “calientan” el cuerpo y te mantienen con energía durante el invierno.

 

4. Pan de plátano con cheesecake

Para ese toque dulce tan necesario, puedes subir de nivel este invierno con pan de plátano con cheesecake y caramelo salado. Una manera infalible de acabar con la tristeza invernal.